"Estatutos del Banco de Crédito y Comercio"

CONSEJO DE DIRECCIÓN DEL BANCO CENTRAL DE CUBA

El Secretario del Consejo de Dirección del Banco Central de Cuba

CERTIFICA

Que el Consejo de Dirección del Banco Central de Cuba haciendo uso de las facultades que le otorga el Decreto-Ley No. 172 en su artículo 53, inciso b), en la reunión celebrada el día 5 de diciembre de 1998, adoptó el siguiente:

ACUERDO No. 254

Aprobar los siguientes:

ESTATUTOS DEL BANCO DE CREDITO Y COMERCIO

CAPITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.- Los presentes Estatutos tienen como objetivo principal reglamentar la organización y los niveles de dirección del Banco de Crédito y Comercio y precisar las funciones de su Consejo de Dirección y de cada uno de sus miembros, así como las generales de otras dependencias que lo integran, en correspondencia con lo establecido en el Acuerdo No. 3215 de 12 de noviembre de 1997 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

Artículo 2.- El Banco de Crédito y Comercio constituido con un capital inicial de cuatrocientos millones de pesos cubanos ($400.000.000) aportado íntegramente por el Estado Cubano, tiene una duración indefinida y su domicilio en la ciudad de La Habana; es un banco con carácter autónomo, personalidad jurídica independiente y patrimonio propio, insertado en el Sistema de Bancos e Instituciones Financieras No Bancarias de la República de Cuba, autorizado a realizar todo tipo de negocio de intermediación financiera y que, a tales efectos tiene las atribuciones y funciones siguientes:

1.- Nombrar corresponsales dentro y fuera del país y crear dependencias tanto dentro del territorio nacional como en el extranjero, necesarias al cumplimiento de sus funciones.

2.- Desarrollar mecanismos para la captación de fondos denominados en moneda nacional y divisas, a la vista y a término y otros servicios afines.

3.- Abrir cuentas corrientes, presupuestarias, de ahorros y de otros depósitos tanto en moneda nacional como en divisas.

4.- Constituir fondos de inversión y otros fondos.

5.- Abrir cuentas bancarias y mantener depósitos por cuenta de bancos extranjeros y nacionales en moneda nacional y divisas, actuando como agente corresponsal de ellos y prestando los servicios que correspondan a solicitud de los clientes.

6.- Emitir, aceptar, avalar, endosar, descontar, comprar, vender y efectuar todas las operaciones posibles con letras de cambio y otros documentos negociables, librados o aceptados por personas naturales o jurídicas, siempre que sean efectos debidamente garantizados.

7.- Descontar documentos garantizados con productos de larga conservación, debidamente asegurados y depositados en almacenes generales de depósitos y almacenes de depósitos o almacenes afianzados.

8.- Obtener y conceder préstamos u otras modalidades de financiamiento a corto, mediano y largo plazo tanto en moneda nacional como en divisas, exigiendo las garantías cuando ello corresponda.

9.- Realizar operaciones de depósitos y crédito interbancario en moneda nacional y divisas, incluyendo créditos sindicados, transacciones de financiamiento y los diversos instrumentos financieros de la práctica bancaria internacional.

10.- Participar en la formación del capital y administración de entidades bancarias, financieras u otras de cualquier índole.

11.- Abrir cuentas y mantener depósitos en bancos extranjeros en efectivo, valores u otros documentos negociables denominados en divisas.

12.- Emitir, comprar, vender y suscribir bonos y otros títulos o valores financieros.

13.- Obtener y conceder anticipos de y a otros bancos e instituciones financieras no bancarias.

14.- Emitir y operar medios de pago, tales como cheques, tarjetas de crédito, de débito y cualesquiera otros con alcance nacional e internacional.

15.- Recibir en depósito o administración bonos, fondos u otros valores nacionales o extranjeros y realizar operaciones en fideicomiso, así como atender los diferentes servicios que ello demande.

16.- Emitir y operar cartas de crédito, cartas de garantía, avales u otros documentos de ese carácter utilizados en la práctica bancaria internacional.

17.- Realizar operaciones cambiarias de compra y venta de divisas.

18.- Requerir de las personas jurídicas y naturales que soliciten crédito u otro tipo de financiamiento del Banco sus estados financieros y toda la información que el banco precise.

19.- Cobrar y pagar las tasas de interés que se establezcan, basándose en la política que al respecto dicte el Banco Central de Cuba para las operaciones en moneda nacional y en divisas.

20.- Fijar y cobrar las tasas, comisiones y demás remuneraciones por los servicios que preste.

21.- Participar en asociaciones internacionales de bancos y de otras entidades financieras afines.

22.- Suscribir acuerdos de corresponsalía con otros bancos así como otros acuerdos y convenios con organismos, órganos e instituciones de desarrollo y otras, tanto nacionales como extranjeras, para brindar productos y servicios especializados.

23.- Suscribir acuerdos y promover las relaciones de cooperación con otros bancos y otras modalidades de asociación con entidades nacionales y extranjeras, ajustándose para ello a las disposiciones legales vigentes sobre la materia.

24.- Realizar operaciones de arrendamiento financiero a nivel nacional e internacional.

25.- Realizar operaciones de factoraje a nivel nacional e internacional.

26.- Actuar como agentes de seguro.

27.- Participar en negocios y transacciones bancarias nacionales e internacionales promovidas por personas naturales o jurídicas legalmente autorizadas, pudiendo actuar como agentes de estos.

28.- Efectuar operaciones de Tesorería, incluidas las correspondientes a metales preciosos.

29.- Prestar servicios de alquiler de cajas de seguridad, cofres u otros afines.

30.- Prestar otros servicios bancarios, financieros no bancarios y técnicos, económicos e ingenieriles de carácter nacional e internacional.

Artículo 3.- A los efectos de estos Estatutos se entenderá por:

1.- Banco, al Banco de Crédito y Comercio, el que a todos los efectos y en su forma abreviada será conocido también como BANDEC.

2.- Licencia, a la licencia otorgada al Banco por Resolución No. 1 de 5 de agosto de 1997 del Banco Central de Cuba.

3.- Estatutos, a los presentes Estatutos.

4.- Oficina Central, a la Oficina Central del Banco.

5.- Consejo, al Consejo de Dirección del Banco.

6.- Direcciones Provinciales, Direcciones del Banco en cada provincia.

7.- Sucursales, a las sucursales abiertas por el Banco.

CAPITULO II

PRESUPUESTO, BALANCE GENERAL Y MEMORIA.

Artículo 4.- El Banco tendrá su propio presupuesto, a cuyo efecto se confeccionará un proyecto de presupuesto de ingresos y gastos estimados del año que corresponda y se presentará al Consejo para su aprobación. El proyecto de presupuesto será confeccionado por el Contador Principal del Banco.

En los gastos podrá incluirse una partida para gastos imprevistos, en cuantía que no exceda del diez por ciento del total de gastos presupuestados.

El Banco cubrirá sus gastos con sus ingresos.

Artículo 5.- El presupuesto regirá durante el año para el cual ha sido aprobado y no podrán realizarse gastos fuera del mismo, si bien el Consejo en caso que lo requiera el buen funcionamiento del Banco, podrá acordar un presupuesto extraordinario.

Artículo 6.- El Banco practicará un balance general al cierre de cada año natural, dentro de los sesenta días siguientes a su terminación.

Igualmente el Banco preparará un estado con vista a la liquidación del presupuesto del año anterior.

Tanto el balance general como el estado anual de liquidación del presupuesto serán firmados por el Presidente y el Contador Principal y certificados por el Auditor General, así como por entidades de auditores externos, aceptables para el Banco Central de Cuba.

Artículo 7.- El Banco destinará anualmente el porcentaje de las utilidades netas, que al efecto fije el Banco Central de Cuba, previo el cumplimiento de sus compromisos fiscales, para crear e incrementar una reserva legal que cubra riesgos y posibles pérdidas futuras, hasta que alcance como mínimo un monto igual al de su capital.

Alcanzada esta magnitud, es facultad del Banco Central de Cuba orientar la capitalización de las reservas para reiniciar el proceso indicado.

Artículo 8.- La memoria del Banco comprenderá el período de un año y en la misma se dará cuenta de las operaciones realizadas y de los más importantes aspectos de la actividad bancaria, incluyendo un análisis del desarrollo de su gestión.

CAPITULO III

ESTRUCTURA, NIVELES DE DIRECCIÓN Y FUNCIONES DE LOS MISMOS

Sección Primera

Estructura

Artículo 9.- La estructura del Banco estará integrada por la Oficina Central, las Direcciones Provinciales y las Sucursales, sin perjuicio de la facultad que le asiste al Presidente de establecer oficinas de representación, sucursales, subsidiarias y filiales en el extranjero, así como otras oficinas en el territorio nacional que se requieran para el mejor desempeño de sus funciones.

Artículo 10.- En el Banco se denomina unidad organizativa a cada uno de los eslabones de dirección encargado de un conjunto de atribuciones y funciones esencia.les para el mejor cumplimiento de sus actividades.

Artículo 11.- Las unidades organizativas del Banco se clasifican en correspondencia con su participación en la dirección y ejecución de las atribuciones y funciones a su cargo y con el mayor o menor volumen o complejidad de su actividad.

Artículo 12.- El conjunto de unidades organizativas directamente subordinadas al nivel superior de dirección y aquéllas en que éstas se organizan constituyen la Oficina Central del Banco.

El proyecto de organización de la Oficina Central será responsabilidad del Presidente, el que lo presentará para su consideración al Consejo.

Artículo 13.- Las direcciones provinciales y sucursales se organizan en correspondencia con el nivel de actividad que desarrollen. La propuesta de su organización será trasladada para su decisión al Presidente por el Director Provincial o el del Banco en el Municipio Especial Isla de la Juventud, según el caso.

Artículo 14.- Las oficinas de representación, sucursales, subsidiarias y filiales en el extranjero tendrán la organización que en su momento determine el Presidente.

Artículo 15.- Podrán crearse unidades de producción y servicios y otras dependencias que resulten necesarias para el mejor cumplimiento de las atribuciones y funciones del Banco.

De igual modo y con igual objetivo podrán crearse comités, comisiones u otros cuerpos colegiados, los que podrán tener carácter ejecutivo, consultivo o asesor.

La creación a que se refieren los párrafos anteriores será facultad del Presidente en la Oficina Central y del Director Provincial correspondiente en las direcciones provinciales y sucursales del Banco, sin perjuicio de que dicho Director comunique al Presidente su decisión en este sentido o lo consulte previamente cuando el caso lo requiera.

Consejo de Dirección

Artículo 16.- El Consejo de Dirección del Banco está integrado por su Presidente, los Vicepresidentes, el Secretario, y por otros dirigentes y funcionarios que designe el Presidente, oído el parecer de los otros miembros del Consejo de Dirección.

El Auditor General es invitado permanente del Consejo de Dirección.

El Presidente del Banco es el Presidente del Consejo de Dirección, y en caso de ausencia es sustituido por el Vicepresidente que designe expresamente.

Artículo 17.- El Presidente del Banco puede, si lo considera conveniente, invitar con carácter temporal o permanente a directores y otros trabajadores de la institución, los cuales participan en dichas sesiones con voz pero sin voto. También el Presidente puede invitar a representantes de otros organismos, organizaciones, entidades económicas, bancos o instituciones financieras no bancarias, en las condiciones antes expresadas.

Artículo 18.- Durante el curso de las sesiones ordinarias o extraordinarias, el Consejo podrá declararse en sesión permanente para continuar reunido durante el tiempo que sea necesario hasta terminar las materias objeto de la sesión o recesar para continuar el día y hora que se señale.

Artículo 19.- Para la validez de las sesiones del Consejo de Dirección se requiere la presencia de más de la mitad del número total de los miembros que lo integran. Los acuerdos se adoptan por mayoría de votos de los miembros presentes. El Secretario levantará acta de cada sesión haciendo constar los acuerdos que se adopten y los fundamentos de tales acuerdos, en caso de que se estime necesario. Los miembros del Consejo de Dirección tendrán el derecho de hacer constar en acta los fundamentos de cualquier voto particular o en general cualquier declaración textual que estimen necesario.

Artículo 20.- El Consejo de Dirección examinará y tomará acuerdos sobre los asuntos más importantes a cargo del Banco; en la dirección y control de toda la red de oficinas y dependencias vinculadas al mismo y en general sobre todos aquellos asuntos vinculados a sus funciones y atribuciones, así como:

1.- los objetivos estratégicos y los anuales del Banco, cuyas ejecuciones controlará, modificándolos según las circunstancias lo requieran;

2.- la adopción de medidas para instrumentar las decisiones principales del Presidente del Banco Central de Cuba recogidas en las diferentes disposiciones legales dictadas por éste, así como sobre las que de igual forma adopte el Presidente del Banco.

3.- las propuestas de disposiciones legales en materia orgánica del Banco.

4.- sobre los sistemas automatizados de procesamiento de datos y, en general, sobre la aplicación de todo adelanto técnico que conlleve la mayor eficacia y modernización en la ejecución de sus funciones;

5.- el balance anual del Banco y el informe de sus actividades durante el año decursado;

6.- los planes de asesoramiento extranjero, tanto los que se reciban como los que se presten;

7.- la propuesta de política sobre las relaciones del Banco con instituciones monetarias y bancarias internacionales;

8.- las propuestas sobre apertura y cierre de sucursales y otras dependencias;

9.- el proyecto de presupuesto de ingresos y gastos estimados del año que corresponda, así como los presupuestos extraordinarios en los casos en que los requiera el buen funcionamiento del Banco.

10.- otras que se vinculen a sus funciones o se deriven de las mismas y que por su importancia deban ser objeto de tratamiento del Consejo.

Artículo 21.- Los acuerdos del Consejo de Dirección son ejecutivos cuando se refrendan por el Presidente.

Artículo 22.- La organización y funcionamiento interno de las actividades del Consejo de Dirección se determina mediante el correspondiente Reglamento que elabora el propio Consejo y aprueba el Presidente del Banco.

Artículo 23.- Los Consejos de Dirección de las Direcciones Provinciales y de Administración de las sucursales tendrán sus regulaciones especiales sin perjuicio de las atribuciones que le asisten a los jefes respectivos de hacer las adecuaciones y tomar las decisiones recomendables dentro de las disposiciones básicas que se establezcan.

Sección Segunda

Niveles de Dirección y sus Jefes

Artículo 24.- En el Banco los niveles de dirección y sus jefes son:

a) nivel superior de dirección, que tiene como jefe al Presidente y está constituido por los Vicepresidentes, el Secretario y el Auditor General;

b) segundo nivel de dirección, en el que están comprendidos los vicepresidentes adjuntos o directores generales, los directores de la Oficina Central, los subdirectores y los jefes de departamentos independientes directamente atendidos por un miembro del nivel superior de dirección; los directores provinciales; el Director del Banco en el Municipio Especial Isla de la Juventud y los jefes de oficinas de representación en el extranjero;

c) tercer nivel de dirección; que está integrado por los subdirectores y los jefes de departamentos de las direcciones correspondientes al segundo nivel y los jefes de secciones independientes directamente subordinados a una dirección, así como por los directores de sucursales;

d) cuarto nivel de dirección; que está constituido por los jefes de secciones de los departamentos;

Nivel Superior de Dirección.

Artículo 25.- Para ser designado miembro del nivel superior de dirección y gobierno del Banco, se requiere:

a) ser ciudadano cubano;

b) tener no menos de 30 años de edad;

c) gozar de reconocimiento y sólida reputación moral;

d) tener plena capacidad legal para el ejercicio habitual del comercio, la banca y las finanzas;

e) ejercer o haber ejercido actividades importantes en el campo de la economía, la banca o las finanzas y tener acreditada capacidad en relación con los mismos.

Artículo 26.- No pueden ser miembros del nivel superior de dirección y gobierno del Banco las personas a quienes esté prohibido el ejercicio del comercio, la banca y las finanzas, no gocen de plena capacidad legal; estén en descubierto en algún banco o institución de crédito por obligaciones vencidas, o hayan sufrido sanción judicial por delito que les haga desmerecer en el concepto público.

Los miembros del nivel superior de dirección y gobierno del Banco no pueden ejercer directamente o por persona interpuesta, profesión, actividad financiera, comercial o industrial, ni otra actividad con carácter de empresario.

Las incompatibilidades previstas en este artículo no rigen para las labores docentes o académicas.

No pueden pertenecer al mismo tiempo al nivel superior de dirección y gobierno del Banco los que sean parientes entre si, dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.

Presidente

Artículo 27. – El Presidente es nombrado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros a propuesta del Ministro-Presidente del Banco Central de Cuba.

Artículo 28.- El Presidente será la máxima autoridad ejecutiva del Banco, su representante legal y jefe superior de las oficinas y del personal y corresponde a sus deberes, atribuciones y funciones, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes, así como cumplir y exigir el cumplimiento de las disposiciones del Banco Central de Cuba, los acuerdos del Consejo de Dirección del Banco y los presentes Estatutos.

Artículo 29.- El Presidente responderá por el funcionamiento de la institución en su conjunto y de cada una de las unidades organizativas, de la Oficina Central y de las direcciones provinciales, así como de las sucursales y de las oficinas de representación en el extranjero y otras, y estarán sujetos a su autoridad superior los dirigentes, funcionarios y demás trabajadores del Banco en el desempeño de sus labores.

Artículo 30.- El Presidente en el ejercicio de sus funciones, podrá otorgar los poderes que estime necesarios y delegar sus facultades en otros dirigentes y funcionarios del Banco sin que estas delegaciones impliquen cese de su responsabilidad, y sin que el que reciba facultades delegadas pueda delegarlas a su vez. El Presidente podrá reclamar o reservarse el conocimiento o decisión de cualquier asunto, en el estado en que se encuentre, aunque esté sometido a otros trabajadores del Banco.

Artículo 31.- El Presidente en el ejercicio de sus funciones ejecutivas, podrá establecer para todos los trabajadores del Banco, en el marco de la legislación vigente, cuantas disposiciones estime necesarias y oportunas para el desenvolvimiento adecuado de las operaciones de la institución.

Artículo 32.- Además de las atribuciones que se consignan en los artículos que preceden, corresponderán al Presidente las siguientes:

1.- dictar resoluciones, instrucciones y otras disposiciones de carácter obligatorio para el Banco y sus dependencias.

2.- fijar las plantillas de cargos de las direcciones provinciales y sucursales.

3.- nombrar al personal dirigente y demás trabajadores del Banco cuya designación no esté reservada a otros niveles.

4.- fijar y variar la estructura y funciones de las unidades organizativas de la oficina central, las direcciones provinciales, de las sucursales y demás oficinas, y a tales fines dictar las disposiciones necesarias.

5.- distribuir entre los vicepresidentes la atención a las direcciones y departamentos independientes de la Oficina Central y reservarse para sí aquéllas que atenderá personalmente.

Vicepresidentes

Artículo 33.- Los Vicepresidentes son nombrados por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros a propuesta del Ministro-Presidente del Banco Central de Cuba.

Artículo 34.- En caso de ausencia temporal del Presidente este será sustituido por el Vicepresidente que él designe expresamente. En las sustituciones, el Presidente dará cuenta de ello al Presidente del Banco Central de Cuba.

Artículo 35.- Los Vicepresidentes integrarán el Consejo de Dirección por derecho propio, ejercerán la alta dirección y supervisión de las áreas que les asigne el Presidente y asistirán a éste en la dirección de las actividades del Banco.

Artículo 36.- Los Vicepresidentes del Banco, entre sus funciones principales tendrán las siguientes:

1.- Evaluar la actividad del Banco en su conjunto, en el contexto de las políticas y principios trazados por el Presidente y el Consejo de Dirección, y encauzar las actividades que atienden en forma consecuente para lograr los objetivos generales trazados.

2.- Ejercer las facultades que les resulten de los Estatutos y las que expresamente les delegue el Presidente.

3.- Dictar disposiciones ejecutivas y obligatorias para el Banco, en relación con las materias de su competencia conforme a las reglas establecidas para ello.

4.- Dictar otras normas y disposiciones internas para la buena marcha de las direcciones y unidades bajo su supervisión.

5.- Proponer al Presidente los proyectos de resoluciones en materia de su competencia.

6.- Ser personalmente responsables del cumplimiento de las tareas, atribuciones y funciones propias y de las que ejerce por delegación, sin perjuicio de la responsabilidad del delegante.

7.- Asistir al Presidente en las funciones de dirección.

8.- Participar con voz y voto en las sesiones del Consejo de Dirección.

9.- Sustituir al Presidente conforme a lo dispuesto en el Artículo 32 de los presentes Estatutos.

10.- Delegar su autoridad dando cuenta al Presidente y asignar la realización de tareas concretas relacionadas con sus atribuciones y funciones, en dirigentes, funcionarios y demás trabajadores de las unidades organizativas y dependencias que atiende.

11.- Tomar las decisiones que correspondan para el ejercicio de sus atribuciones y funciones, en el marco de lo establecido por el Presidente.

12.- Convocar a reuniones y despachos a los dirigentes, funcionarios y demás trabajadores de las unidades organizativas y demás dependencias que les hayan sido asignadas para su atención.

13.- Las demás que les asigne el Presidente y las que se les confieran por las disposiciones legales vigentes.

Secretario

Artículo 37.- El Secretario tiene la condición de jurista, es designado por el Ministro-Presidente del Banco Central de Cuba, a propuesta del Presidente del Banco.

Artículo 38.- El Secretario tendrá a su cargo la custodia del sello del Banco y será el encargado de emitir certificaciones de los documentos del Banco de cuya custodia sea responsable.

Artículo 39.- El Secretario dirige y supervisa la actividad jurídica del Banco, y lo representa en los litigios y actuaciones que se promuevan ante los tribunales de la República de Cuba o tribunales extranjeros y en cualquier actuación que en relación con dichos litigios sea necesario realizar ante autoridades, organismos o personas naturales o jurídicas en el territorio nacional o en el extranjero.

Emitirá los dictámenes y opiniones legales que le solicite la Dirección del Banco, para surtir efecto en el territorio nacional o en el extranjero.

Artículo 40.- El Secretario podrá delegar en otros juristas del Banco o ajenos a la institución las facultades de representación con que está investido, previa autorización del Presidente.

Artículo 41.- El Secretario será miembro del Consejo de Dirección, del que será su Secretario, teniendo a su cargo la custodia del libro de actas del Consejo.

Artículo 42.- Tendrá el Secretario, además de las funciones anteriores y de otras atinentes a su cargo, las siguientes:

1.- Asistir al Consejo de Dirección, custodiar sus actas y emitir certificaciones sobre el contenido de las mismas.

2.- Dictaminar sobre la aplicación e interpretación de la legislación vigente, estableciendo los criterios por los que habrá de regirse el Banco.

3.- Redactar, estudiar e informar sobre proyectos de leyes, decretos, resoluciones y otras normas jurídicas.

4.- Redactar, informar y, en su caso, suscribir contratos y documentos en los que el Banco sea parte.

5.- Tramitar recursos que se interpongan ante el Presidente y tramitar los recursos contra las resoluciones dictadas por éste.

6.- Llevar el índice de las resoluciones que dicte el Presidente y custodiar los originales de dichas resoluciones, así como custodiar también libros y documentos que se confieran a la Secretaría.

7.- Emitir las certificaciones y opiniones que correspondan como documentación necesaria a los fines de los convenios y contratos en los que el Banco sea parte.

8.- Mantener las relaciones con bufetes y entidades jurídicas extranjeras que asesoren al Banco o lo representen en procedimientos judiciales.

La Secretaría es ejecutiva en el campo de su actividad en la institución. El Secretario y su personal asumirán las responsabilidades consecuentes que se deriven de sus consejos y opiniones.

Auditor General

Artículo 43.- El Auditor General es designado por el Ministro-Presidente del Banco Central de Cuba, a propuesta del Presidente del Banco.

Artículo 44.- El Auditor General tendrá a su cargo la comprobación y fiscalización interna del Banco; actuará en el ejercicio de sus funciones con plena autonomía con respecto de cualquier dirigente del Banco excepto del Presidente, a través del cual rendirá cuenta de su actuación, y tendrá la más completa libertad de acción para el desarrollo de sus funciones en el orden y oportunidad que estime procedentes. Las dependencias que le estén directamente subordinadas constituirán una organización vertical.

Artículo 45.- Las facultades de comprobación y fiscalización del Auditor General y de las dependencias que le están directamente subordinadas, se extenderán a las operaciones de todas las áreas, dirigentes, funcionarios y demás trabajadores del Banco, en cualquier momento y sin previo aviso.

Artículo 46.- El Auditor General le dará a conocer de inmediato al Presidente cualquier irregularidad que se observe en las operaciones del Banco y anualmente le enviará al Consejo de Dirección un informe sobre las labores realizadas y sus resultados.

Artículo 47.- Tendrá el Auditor General además de las funciones anteriores otras atinentes a su cargo, como son:

1.- Asistir a las reuniones del Consejo de Dirección en su carácter de invitado permanente.

2.- Proponer al Presidente los lineamientos para elaborar los programas de auditoría e inspección.

3.- Ordenar sin previo aviso las auditorías e inspecciones que se requieran para verificar la integridad de los medios, fondos, recursos y otros valores de las oficinas, unidades y sucursales del Banco, así como el rigor y puntualidad de los registros contables.

4.- Supervisar la concepción e implantación de los sistemas automatizados y velar porque estén presentes las medidas de protección, seguridad y control interno en los casos que se requiera.

5.- Certificar el Balance General del Banco y el informe anual sobre el mismo.

6.- Elevar al Presidente, para su aprobación definitiva, los planes de auditoría.

7.- Comprobar el cumplimiento de la legislación y las disposiciones internas del Banco de cualquier índole, así como las que emanen del Banco Central.

8.- Revisar y elevar al Presidente los informes de auditoría que requieran su atención.

Segundo Nivel de Dirección

Artículo 48.- Los directores de la Oficina Central y los subdirectores y jefes de departamentos independientes directamente atendidos por un miembro del nivel superior de dirección tendrán a su cargo las dependencias o funciones que se les asignen y les corresponderá la jefatura, control y supervisión directa de las primeras.

Les corresponderán además, las funciones principales siguientes:

1.- Ejecutar las acciones necesarias para el logro de los objetivos aprobados por la dirección superior del Banco.

2.- Dirigir, supervisar y controlar las actividades que competen a las dependencias que tienen subordinadas.

3.- Dirigir técnica y metodológicamente a las Direcciones Provinciales en materia de su competencia.

4.- Dictar las normas y disposiciones internas que sean necesarias para la buena marcha de las direcciones y unidades que tienen subordinadas, conforme a las reglas establecidas para ello.

5.- Proponer los proyectos de resoluciones, instrucciones y otras disposiciones en materia de su competencia a través del miembro del nivel superior de dirección que los atiende.

6.- Conocer y resolver en primera instancia los asuntos que se someten a la Oficina Central en materia de su competencia.

Artículo 49.- Los directores provinciales ostentarán la representación del Banco en las respectivas provincias y, en tal virtud, tendrán a su cargo la dirección, supervisión y control de las oficinas bancarias de las mismas.

Tendrán entre sus funciones principales las siguientes:

1.- Ejecutar las acciones necesarias para el logro de los objetivos aprobados por la dirección superior del Banco.

2.- Garantizar la ejecución de los planes anuales del Banco en sus respectivas demarcaciones.

3.- Desarrollar en la provincia las actividades del Banco de acuerdo con los fines y funciones contenidos en la licencia, estos Estatutos y el Reglamento del Consejo de Dirección de las Direcciones Provinciales, así como la política y los principios trazados por el Presidente.

4.- Dictar las disposiciones internas que sean necesarias para la buena marcha de las actividades del Banco en la provincia, conforme con las reglas establecidas para ello.

5.- Dirigir los Consejos de Dirección de las Direcciones Provinciales y someter a su consideración los asuntos que por su importancia o disposición expresa así lo requieran.

6.- Las demás funciones que se le asignen, debiendo actuar como representante directo del nivel superior del Banco cuando así lo determine el Presidente.

Jefes de Oficina de Representación

Artículo 50.- Los Jefes de las oficinas de representación en el extranjero tendrán a su cargo la dirección, control y supervisión directa de las labores que por su naturaleza específica y país donde radiquen les correspondan a éstas, y serán designados por el Presidente del Banco.

Artículo 51.- Las actividades de los jefes de las oficinas de representación se ajustarán a las disposiciones que para ellas dicte el Presidente del Banco o quien haya sido designado por éste, a la legislación del país donde estén establecidas y a las autorizaciones que en relación con su actividad otorguen los organismos financieros y bancarios y demás autoridades competentes del país de su radicación.

Artículo 52.- Los jefes de las oficinas de representación en el extranjero informarán periódicamente al Presidente del Banco o a quien éste designe para su atención y al Consejo de Dirección del desarrollo de las actividades a su cargo.

Tercer y cuarto niveles de dirección

Artículo 53.- Los directores de las sucursales ostentan la representación y dirección de dichas dependencias para las actividades asignadas a las mismas comprometiéndose con la ejecución de esas actividades.

Tendrán los directores de sucursales entre sus funciones principales, las siguientes:

1.- Ejecutar las acciones necesarias para el logro de los objetivos aprobados por la dirección superior del Banco.

2.- Dirigir y administrar la sucursal de conformidad con las disposiciones que rijan la institución.

3.- Dictar las disposiciones internas que sean necesarias para la buena marcha de las actividades de la sucursal.

Artículo 54.- Los jefes de departamentos y secciones pertenecientes a las unidades organizativas del Banco tendrán la dirección, supervisión y control de sus respectivas unidades organizativas, así como las funciones y facultades asignadas para ejecutar las actividades que les correspondan.

CAPITULO IV

RÉGIMEN DE RELACIONES

RELACIONES INTERNAS

Artículo 55.- Por relaciones internas se entienden aquéllas que se establezcan entre los distintos niveles de dirección, unidades organizativas y dependencias del sistema del Banco. Las relaciones internas pueden ser verticales u horizontales.

Las verticales son de subordinación jerárquica, se ajustan al principio de que a mayor jerarquía mayor autoridad. En consecuencia, las disposiciones de los superiores son de obligatorio cumplimiento para los subordinados y las decisiones de éstos, pueden ser revocadas por aquéllos. Los subordinados responden ante sus superiores y les rinden cuenta.

Las relaciones horizontales se establecen al mismo nivel jerárquico y son de colaboración, coordinación, asesoría y otras de similar naturaleza.

Relaciones Externas

Artículo 56.- En el mantenimiento de sus relaciones externas, el Banco estará representado en principio por su Presidente o por un dirigente o funcionario en quien aquél delegue.

Las relaciones externas podrán desarrollarse, además, a los distintos niveles de dirección por los correspondientes dirigentes o funcionarios autorizados. En estos casos sólo comprometen a sus respectivos cargos o unidades organizativas dependientes de los mismos, excepto en el caso de los dirigentes y funcionarios apoderados por el Banco para suscribir documentos a nombre del mismo.

Relaciones con otros integrantes del Sistema de Bancos e Instituciones Financieras No Bancarias.

Artículo 57.- El Banco mantiene relaciones de coordinación, cooperación, consulta, asesoría técnica y otras de similar naturaleza con los demás integrantes del Sistema de Bancos e Instituciones Financieras No Bancarias con el objetivo de cumplimentar las atribuciones y funciones que le están asignadas.

Relaciones Internacionales

Artículo 58.- Las relaciones internacionales se llevan a cabo por la Oficina Central, las oficinas de representación en el extranjero y los agentes y corresponsales que actúan fuera del país, conforme a los lineamientos vigentes para ello, sin perjuicio de que se autorice por el Presidente a otra dependencia en determinados casos este tipo de relación, previo acuerdo del Consejo de Dirección del Banco.

Secreto Bancario

Artículo 59.- El Banco está obligado a guardar secreto sobre sus cuentas, depósitos y operaciones en general y no podrá dar noticias e informes al respecto más que al titular, heredero, beneficiario, a sus representantes legales o a quien tenga poder para disponer de la cuenta o intervenir en la operación, salvo por disposición judicial dictada conforme a la ley o en los casos en que la ley obligue expresamente al Banco. Los dirigentes, funcionarios y demás trabajadores del Banco serán responsables por las violaciones de dicho secreto. El Banco estará liberado de su obligación de mantener el secreto bancario en los casos de presunción o sospecha de movimiento de capitales ilícitos.

Para la aplicación de lo establecido en el párrafo anterior, el Banco tomará en consideración las regulaciones dictadas a esos efectos por el Banco Central de Cuba.

DISPOSICIONES FINALES

PRIMERA: Cuando en estos Estatutos se asigne determinada atribución a un dirigente, funcionario u otro trabajador, designándolo por el nombre del cargo, se entenderá que es también propia del funcionario o empleado que deba sustituir al designado, cuando se halle ejerciendo la sustitución.

SEGUNDA: El Presidente dictará cuantas disposiciones complementarias sean necesarias para la mejor aplicación de estos Estatutos.

TERCERA: Cualquier modificación o sustitución de los presentes Estatutos se hará siguiendo el mismo procedimiento establecido para la aprobación y puesta en vigor de los mismos.

Y para remitir copias a los Vicepresidentes, al Superintendente y al Auditor, todos del Banco Central de Cuba, y a los Presidentes de Bancos e Instituciones Financieras no Bancarias se expide la presente certificación en el Banco Central de Cuba, a los 7 días del mes de diciembre de 1998.

 

Julio Fernández de Cossío

Secretario