II. RECUENTO DE LOS CENSOS REALIZADOS EN CUBA

La historia censal cubana es muy rica y está caracterizada por tres etapas: la colonial, la republicana y la revolucionaria.

Durante el período colonial (1492-1898) se realizaron nueve censos y ocho padrones, y los investigadores determinaron que el primero se efectuó entre los años 1774-1775, y el último en 1887.

Los censos de la etapa colonial –todos por iniciativa de los Capitanes Generales, hasta el de 1861, a partir del cual se realizan por Real Orden de la Metrópoli– resultaron muy primitivos, pues sólo recogían algunas características de la población y escasos aspectos económicos y sociales.

En la etapa republicana (1902-1958) se realizaron otros seis levantamientos censales, el primero de ellos en 1899, bajo la administración del Departamento de Guerra de los Estados Unidos. Considerado el primer Censo Nacional y levantado por la Oficina del Censo de Cuba, fue un censo relativamente completo a partir de las condiciones en que se encontraba el país y abarcó las principales características de la población cubana: sexo, edad, raza, lugar de nacimiento, grado de instrucción, clasificadas por provincias, municipios y barrios. Presenta también la peculiaridad de haber sido uno de los primeros censos, además del norteamericano, en tabular los datos mediante tarjetas perforadas; esas tarjetas registraban las informaciones en contadores que funcionaban por medios electromagnéticos.

El segundo censo (1907), realizado también bajo la administración provisional de los Estados Unidos, presentaba las mismas características que el de 1899.

La Oficina del Censo de la República procedió a levantar el tercer Censo de Población, autorizado por ley del Congreso (1919), cuyo objetivo era incluir la toma de un Censo Electoral para cumplir la legislación sobre la materia, acordada a posteriori de las elecciones generales de 1916.

El cuarto censo (1931), incluyó también un Censo Electoral, y su memoria no fue publicada, a diferencia de lo ocurrido con los anteriores. Solo en 1976 el Departamento de Demografía de la Dirección Central de Estadísticas de la Junta Central de Planificación (JUCEPLAN), preparó una edición de aquellos resultados titulada «Memorias Inéditas del Censo de 1931».

Mediante la Ley No. 5 del Congreso de la República, promulgada en la Gaceta Oficial del 3 de abril de 1943, se dispuso la realización de un Censo Económico, junto al de Población y Electoral (Censo de 1943).

El último censo del período republicano (1953) se caracterizó fundamentalmente porque en él se cumplimentaron los acuerdos internacionales del proyecto «Censo de las Américas de 1950», además por primera vez en Cuba se incluyó el censo de viviendas.

Ya en la etapa revolucionaria (1959 hasta hoy), los tres censos efectuados (1970, 1981 y 2002) se han caracterizado por su gran calidad, en especial el de 2002, debido al amplio espectro que abarcó en cuanto a su temática censal, y la consistencia de la información obtenida.