VIII. REVISIÓN, CODIFICACIÓN Y VERIFICACIÓN DE LOS CUESTIONARIOS CENSALES

 El proceso de revisión, codificación y verificación de los cuestionarios censales constituyó una etapa previa al procesamiento automatizado del Censo, cuyo objetivo fundamental fue realizar la depuración manual de una parte de la información captada en los cuestionarios censales y codificarla. La revisión efectuada durante esta etapa, se centró en aquellas preguntas que por error tenían doble marca, cuando sólo debían tener una. El resto de los errores, omisiones e incongruencias se solucionaron mayoritariamente durante el proceso automatizado de la información, a través de los llamados «paquetes calientes o tablas dinámicas».

 

La labor de revisión, codificación y verificación, revistió gran importancia pues constituyó el último «filtro» que dejó listos los cuestionarios censales para el procesamiento automatizado, lo que contribuyó a hacer más ágil y viable este proceso y garantizó la obtención de bases de datos de calidad, confiables y homologables en todos los territorios, como soporte informativo para la elaboración y publicación de los resultados definitivos del Censo.

Este proceso se llevó a cabo en los Departamentos Provinciales del Censo, una vez que se recibieron de los Departamentos Municipales, todas las carpetas de los segmentos correspondientes a cada municipio de la provincia.

 

Principales aspectos organizativos y metodológicos del proceso de revisión, codificación y verificación del Censo

 

Esta tarea se realiza por primera vez de forma descentralizada en el país y requirió de la creación de una estructura organizativa, metodológica y de control capaz de garantizar la fluidez del proceso en un período que abarcó aproximadamente seis meses (octubre de 2002-marzo de 2003). Para ello, se creó un grupo de trabajo en cada Departamento Provincial del Censo, cuya principal función era la revisión, codificación y verificación de los cuestionarios censales (modelo C-1 y C-1a), además de la custodia, cuidado, preservación y control de las carpetas censales durante este proceso.

 

Cada grupo de trabajo funcionó bajo la dirección de un responsable, designado por el jefe del Departamento Provincial del Censo, e integrado por:

Ø      Responsable de grupo

Ø      Responsables de turnos de trabajo

Ø      Revisores-codificadores y verificadores

Ø      Responsables de almacén

 

Es de señalar que los revisores-codificadores y verificadores fueron los encargados de realizar la última revisión manual a los cuestionarios censales, luego de haber recorrido los diferentes eslabones de revisión durante la etapa del levantamiento censal (enumeradores, supervisores y oficinistas).

 

Por otra parte, la verificación de la revisión-codificación de las carpetas y los cuestionarios censales se realizó simultáneamente al trabajo de revisión-codificación y tuvo entre sus objetivos verificar que el revisor-codificador cumpliera lo establecido en la metodología para este proceso, evaluar la calidad y aceptar o rechazar el trabajo de este personal, alertando sistemáticamente al responsable de turno/grupo, ante cualquier dificultad que pudiera afectar la calidad del trabajo.

 

En el proceso de revisión, codificación y verificación participaron alrededor de 450 trabajadores en todo el país, además de los que laboraban en el Departamento Provincial del Censo; este personal se captó fundamentalmente de las áreas censales de los municipios cabeceras y Ciudad de La Habana, esta última aportó el personal para esa provincia y su colindante, La Habana.

 

Seminarios al personal de revisión, codificación y verificación

 

Para acometer este trabajo en octubre de 2002 se convocó al Seminario Nacional y por Territorios, eventos en los que participó directamente todo el personal involucrado en esta tarea, que por su magnitud, laboriosidad y complejidad, requería de una óptima preparación técnica, metodológica y organizativa.

 

Los materiales y modelos a utilizar en el trabajo de revisión, codificación y verificación del Censo fueron, entre otros, los siguientes:

 

Ø      Carpetas con los cuestionarios censales

Ø      Instrucciones de revisión-codificación y verificación

Ø      Instrucciones al enumerador, supervisor y área

Ø      Codificador de la división político-administrativa (DPA)

Ø      Codificador de Países (CP)

Ø      Clasificador de Educación (CE)

Ø      Clasificador de Ocupaciones (CO)

Ø      Secciones del Nomenclador de Actividades Económicas (NAE)

Ø      Correlacionador de asentamientos nacional (parte I) y territorial (parte II)

Ø      Modelo 18 «Control de colectividades y locales de trabajo con residentes permanentes»

 

Organización de la revisión, codificación y verificación

 

Para la realización de esta tarea, se orientó crear subgrupos de revisión-codificación y verificación, y se agruparon algunas de las secciones y preguntas del cuestionario censal de la siguiente forma:

 

Subgrupo I (Vivienda): Revisión de la carpeta censal (chequeo del contenido y carátula) y de las secciones I, II y III del cuestionario censal.

 

Subgrupo II (Generales): Revisión-codificación de la sección IV del cuestionario censal, «Características generales» (preguntas 1-10 y 16).

 

Subgrupo III (Educacionales): Revisión-codificación de la sección IV del cuestionario censal, «Características educacionales de la persona» (preguntas 11-15).

 

Subgrupo IV (Económicas): Revisión-codificación de la sección IV del cuestionario censal, «Características económicas» (preguntas 17-21).

 

Subgrupo de verificación: Verificación de la carpeta censal (chequeo del contenido y carátula) y de todas las secciones y preguntas de los cuestionarios censales seleccionados.

 

La revisión, codificación y verificación en la provincia se realizó comenzando por los municipios más pequeños, y no se iniciaba el trabajo en otro municipio hasta tanto no estuviese concluido el anterior.

 

Por otra parte, para el cumplimiento en tiempo de este proceso, se establecieron dos turnos de trabajo, con sus respectivos responsables, quienes al terminar su labor, conjuntamente con la entrega del reporte diario, informaban al responsable de grupo acerca de las incidencias del trabajo.

 

Parte automatizado sobre el progreso de la revisión, codificación y verificación

 

Con el fin de dar seguimiento a las tareas de revisión, codificación y verificación del Censo, se estableció un reporte sobre el estado de este trabajo en la provincia con periodicidad semanal. El encargado de esta tarea fue el responsable de grupo de revisión-codificación y verificación, apoyado por los responsables de turno, quienes actualizaban diariamente la base de datos requerida para el «Control del progreso de la revisión-codificación y verificación», lo que permitía chequear diariamente el avance del trabajo y emitir el parte semanal.

 

Norma diaria para cada revisor-codificador y verificador

 

Los revisores-codificadores correspondientes al grupo I, tuvieron una norma mínima diaria de seis carpetas censales y los del grupo II, III y IV, de cinco. Por otra parte, los verificadores tenían una norma mínima diaria de 15 carpetas –debían verificar el 100 % de las carpetas terminadas por los revisores-codificadores, aunque sólo la información correspondiente a la carátula y contenido de cada carpeta censal– y diez cuestionarios censales por carpeta (aproximadamente 150 cuestionarios completos, con todas sus secciones y preguntas). En este sentido, es de señalar que al ganar experiencia y destreza en el trabajo, en la práctica las normas de los grupos III y IV se sobrecumplieron con más facilidad que el resto; no obstante, los revisores-codificadores estaban adiestrados en todas las secciones del cuestionario, lo que permitió tomar medidas en la práctica para equilibrar el trabajo de los diferentes grupos.

 

Supervisión de la revisión, codificación y verificación

 

Para el control de esta labor a nivel nacional se creó un grupo de trabajo integrado por el responsable de la tarea, especialistas del Censo y un equipo de Supervisión Nacional, quienes durante toda la etapa realizaron visitas de forma sistemática a cada uno de los territorios, lo cual fue muy valioso para el cumplimiento del trabajo según lo planificado.

En general, los resultados del trabajo de revisión, codificación y verificación del Censo del 2002 fueron altamente satisfactorios, pues se cumplieron todas sus etapas en el tiempo previsto y con calidad, lo que contribuyó a culminar el procesamiento automatizado del Censo con la calidad esperada y según el cronograma establecido.