XI. PRESUPUESTO, EJECUCIÓN Y COSTO DEL CENSO

 El presupuesto aprobado para la realización del Censo cubano del 2002 ascendió a 40 221,3 pesos y 6 377,8 USD, y se concibió sobre la base de las experiencias del Censo de 1981 –resultaba la última que se tenía de operativos censales– y las actividades y características del Censo del 2002, que suponían un crecimiento de alrededor de 1,4 millones de personas y un millón de viviendas.

En la concepción del presupuesto también se partió de la situación económica del país, a partir de la cual el Censo debía hacerse con la mayor eficiencia y eficacia y con el mayor ahorro de recursos. En otras palabras, debía trabajarse bajo una concepción de contingencia sin afectar la cobertura y calidad de la información.

En la práctica, la ejecución del presupuesto conllevó a que los gastos en moneda nacional aumentaran, debido a diversas razones, las fundamentales asociadas con gastos en moneda nacional de algunas actividades inicialmente concebidas en divisas.

Por el contrario, en divisa se logró disminuir los costos de las operaciones y adquisiciones de equipamientos, insumos, mantenimiento y otras actividades realizadas. Al final del año 2003 y concluidas las operaciones más voluminosas y fundamentales del Censo, la ejecución del presupuesto ascendió a 51 268,4 pesos y 3 348,8 USD. 

Ello relacionado con la cantidad de personas censadas como residentes permanentes en el país, significó un promedio por habitantes de 4,59 pesos y 0,40 USD. Este valor es realmente bajo, comparado con otras experiencias censales de América Latina y de países desarrollados de otros continentes.

Con este presupuesto se cubrió la totalidad de los gastos del Censo, incluyendo:

Ø      La reparación o mantenimiento de 13 Oficinas Territoriales de Estadísticas y la Dirección Nacional del Censo en el edificio de la Oficina Nacional de Estadísticas.

Ø      La reparación o mantenimiento de 129 Oficinas Municipales de Estadísticas, de las cuales ocho se ampliaron o construyeron nuevas.

Ø      La impresión de la totalidad de la documentación censal, que en número de hojas alcanzó los 68,2 millones.

Ø      Los gastos de combustible del total de las operaciones censales que consumieron 1 760 TM de gasolina y diesel.

Ø      La habilitación de 15 Departamentos Provinciales del Censo, 169 Municipales y

Ø      1 519 oficinas de áreas, estas últimas funcionaron por un período de tres y medio a cinco meses.

Ø      El pago de la adquisición de 219 equipos de transporte, de ellos 175 motos con sidecar, 44 equipos de transporte ligero (autos, microbús y jeep) y dos camiones ligeros.

Ø      El mantenimiento de estos equipos de transporte.

Ø      La adquisición de 180 microcomputadoras, 21 servidores, 188 UPS, 62 impresoras, 185 módulos informáticos (mesas de digitación y sillas), 32 equipos de aires acondicionados, 450 estantes metálicos abiertos, 4 571 piezas de muebles, entre buroes, mesas, sillas y  archivos.

Ø      El pago a 3 652 trabajadores que como promedio anual laboraron contratados en el Censo durante parte de los años 2001 y 2003 y todo el 2002.

Ø      El pago a alrededor de 10 000 trabajadores de oficinas de áreas durante cinco meses del año 2002.

Ø      La asignación de un estipendio a los casi 63 000 estudiantes de la enseñanza media y universitaria que trabajaron como personal de campo en el Censo. Su habilitación, conjuntamente con sus profesores, de un módulo de materiales para la enumeración (lápices, gomas, bolígrafos, etc.); mochilas, pulóveres, gorras, alimentación, y capas de agua y botas para los enumeradores de zonas montañosas y rurales de difícil acceso.

Ø      El pago de las actividades de divulgación, vallas, pancartas, plegables, suplementos, elementos identificativos y otros soportes.

Ø      La capacitación y entrenamiento de alrededor de 95 000 personas (enumeradores, supervisores, personal de oficina, enumeradores de cobertura y calidad, personal técnico, de dirección y administrativo), así como su alimentación, transporte, hospedaje en determinados eventos y habilitación de materiales para el trabajo.

Ø      La elaboración de más de un millón de raciones alimenticias servidas, fundamentalmente en los períodos de seminarios, levantamiento y procesamiento del Censo.

Ø      La adquisición de material y servicios cartográficos a empresas especializadas, incluyendo la cartografía digitalizada.

Ø      El pago de servicios de transportación para la distribución de materiales e insumos a los territorios y de alquiler de autos, tractores y otros medios de transporte para las labores de registro previo, trabajos cartográficos, levantamientos informativos y otros trabajos realizados principalmente en los años 2001 y 2002.