XII. DEFINICIONES BÁSICAS

 

XII.1. Características geográficas

XII.2. Características generales de las personas y de los hogare

XII.3. Características educacionales

XII.4. Características económicas

XII.5. Características de las viviendas

XII.1. Características geográficas

1.      Circunscripción:

Se consideró la delimitación territorial con una determinada proporción de personas residentes en ella, ambas fijadas por la ley, que constituye una unidad del Registro Electoral, a los fines de elegir los delegados a las Asambleas del Poder Popular.

Las Circunscripciones Electorales del municipio se determinan para cada elección por la Comisión Electoral Provincial, a propuesta de la municipal correspondiente, según la cantidad de habitantes del municipio.[3]

2.      Consejo Popular:

Se consideró como Consejo Popular al órgano del Poder Popular local, de carácter representativo, investido de la más alta autoridad para el desempeño de sus funciones; comprende una demarcación territorial dada; apoya a la Asamblea Municipal en el ejercicio de sus atribuciones y facilita el mejor conocimiento y atención de las necesidades de los pobladores de su área de acción.

Se crea en ciudades, pueblos, barrios, poblados y zonas rurales y comprende cinco circunscripciones como mínimo, aunque puede tener un número menor atendiendo a causas que lo justifiquen. [4]

3.      Asentamiento humano:

3.1.      Asentamiento humano concentrado y disperso

Se consideró como toda manifestación o presencia de personas con residencia fija en un lugar determinado, a partir del cual desarrollan sus actividades vitales. Constituye la expresión física del poblamiento y puede ser de dos tipos, concentrado y disperso.

Ø      Asentamiento humano concentrado: Agrupación de 15 o más viviendas habitadas o no de forma permanente, separadas entre sí no más de 50 metros, con un nombre que la identifique y linderos determinados que la diferencien de otra; puede tener o no dentro de su estructura, instalaciones de servicio, producción, etcétera.

En algunos casos se consideró como mínimo hasta diez viviendas habitadas de forma permanente, siempre que por su nivel de agrupamiento, el despoblamiento del territorio que las circunda y/o la existencia de algún servicio primario, se evidencie que tanto estructural como funcionalmente esta agrupación de viviendas constituye un asentamiento humano concentrado.

En territorios no montañosos, se consideró hasta 150 metros como distancia máxima en aquellos casos en que el asentamiento pudiera estar dividido en dos o más partes por elementos físicos, naturales o antrópicos que lo atraviesen y que no lo limitaran funcionalmente, entendiendo por estos elementos, accidentes topográficos, cultivos permanentes, etcétera.

En territorios montañosos se consideró hasta 500 metros como distancia máxima entre grupos de viviendas cuando por las condiciones topográficas el asentamiento se desarrollara de manera discontinua, pero se mantuviera como unidad funcional con identidad propia.

Dentro de los asentamientos humanos concentrados existen diversas categorías, a saber:

·        Ciudad: asentamientos humanos urbanos de 20 000 y más habitantes que se caracterizan por su gran diversidad, especialización económica y desarrollo social y cultural, que ejercen generalmente una determinada influencia institucional.

Categoría

Cantidad de habitantes

Ciudad Capital

Sede Gobierno Central

500 000 y más

Ciudad 1er. orden

100 000 a 499 999

Ciudad 2do. orden

50 000 a  99 999

Ciudad 3er. orden

20 000 a  49 999

·        Pueblo: son los asentamientos humanos urbanos entre 2 000 y 19 999 habitantes, siempre que cumplan con todas las características de asentamiento humano urbano.

Categoría

Cantidad de habitantes

Pueblo 1er. orden

 10 000 a 19 999

Pueblo 2do. orden

 5 000 a 9 999

Pueblo 3er. orden

 2 000 a 4 999

·        Poblado: son los asentamientos humanos concentrados que no alcanzan la categoría de urbano y tienen una población residente entre 200 y 1 999 habitantes.

Categoría

Cantidad de habitantes

Poblado 1er. orden

 1 000 a 1 999

Poblado 2do. orden

  500 a  999

Poblado 3er. orden

  200 a  499

·        Caserío o batey: Son todos los asentamientos humanos concentrados menores de 200 habitantes.

Ø      Asentamiento humano disperso: Constituido por todas las viviendas habitadas o agrupaciones de ellas, que no estuvieron incluidas dentro de las consideraciones anteriores.

3.2. Asentamiento humano urbano

Para los fines censales se consideraron urbanos:

Ø      Todos los asentamientos poblacionales declarados como tal en el Censo de Población y Viviendas del año 1981.

Ø      Todos los asentamientos que cumplían una función político-administrativa, es decir, que fueran cabecera municipal.

Ø      Los asentamientos poblacionales que tuvieran 2 000 o más residentes permanentes, siempre que cumplieran con las siguientes nueve características que identificaban las condiciones de vida urbana:

·        Trazado de calle y ordenamiento de las edificaciones en correspondencia con las características propias del asentamiento.

·        Presencia de espacios públicos representados por parques, plazas, paseos peatonales con posibilidades para el descanso, el esparcimiento y el intercambio social permanente.

·        Alumbrado público representado por un sistema de luminarias que den servicio como mínimo a las vías y espacios públicos principales del asentamiento.

·        Presencia de acueducto que sirva a las viviendas de forma interna o extradomiciliaria.

·        Sistema de tratamiento de residuales representado por la existencia de alcantarillado o fosas que permitieran la evacuación de los residuales que lo componen.

·        Servicio médico asistencial representado por hospital, policlínicos o cobertura brindada por la institución del médico de la familia.

·        Servicio de educación a través de la presencia de los centros educacionales que se correspondan con el dimensionamiento poblacional del asentamiento y la política del Ministerio de Educación para la población en edad escolar.

·        Servicios gastronómicos y comerciales en correspondencia con el dimensionamiento poblacional del asentamiento.

·        Presencia de servicios de telefonía pública, correos y telégrafos, así como señales de radio y televisión.

3.3.Asentamiento humano rural

Todos los lugares con población residente de forma permanente que no clasificaron como urbanos, los que en función del número y distancia que separaba las viviendas que lo componían, podían ser concentrados o dispersos.

4. Zona de montaña y llana

En el caso de las provincias de Pinar del Río, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Camagüey, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, el territorio fue desagregado en zona de montaña y zona llana.

Ø      Zona de montaña: territorio de gran extensión en forma de macizo, con alturas superiores a los 200 metros, las cuales presentaban características similares por su origen y composición geológica. En la cartografía censal, la integraron los distritos censales en la parte urbana, con clasificación 2 y en la parte rural con clasificación 6 concentrado, 7 disperso, y 8 mixto.

Ø     Zona llana: la constituyó el resto del territorio. Cartográficamente, los distritos en la parte urbana con clasificación 1 y en la parte rural con clasificación 3 concentrado, 4 disperso y 5 mixto.

5. Municipio:

A los fines censales fue la unidad territorial que aparece como tal en la división político-administrativa de la República de Cuba (Ley 1304 del 5 de julio de 1976).

6. Provincia:

Es la unidad territorial mayor, que en número de catorce, integran la división político-administrativa de la República de Cuba, vigente desde 1976 (en las salidas informativas del Censo se agrega junto a las provincias la Isla de la Juventud, por su carácter de municipio especial atendido directamente por el Gobierno Central).

7. Población urbana y rural:

 

Ø      Población urbana: a los fines censales fue considerada como población urbana, la residente dentro de los límites de un asentamiento humano urbano.

Ø      Población rural: se consideró como rural la población residente dentro del perímetro de los asentamientos humanos rurales concentrados según la definición, así como la población residente en las viviendas consideradas como dispersas o aisladas, que en las salidas informativas figuran bajo el término de Población dispersa (toda aquella población rural que no clasifique entre los asentamientos humanos rurales concentrados).

XII.2. Características generales de las personas y de los hogares

 

Hogar censal: Persona o grupo de personas, con o sin vínculo de parentesco, que tenían un presupuesto común, cocinaban para el conjunto y convivían en forma habitual ocupando una unidad de alojamiento o parte de ella. En una unidad de alojamiento podía existir uno o más hogares censales.

 

Familia: Grupo de dos o más personas integrantes de un mismo hogar censal emparentados entre sí hasta el 4to. grado de consanguinidad (padres, hijos, abuelos, nietos, biznietos, hermanos, tíos, sobrinos y primos), y segundo de afinidad (cónyuge, suegros, yernos, nueras, hijastros y cuñados). En un hogar censal podían existir una o varias familias, o ninguna.

 

Familia nuclear: Grupo de dos o más personas, integrantes de un mismo hogar censal, emparentados entre sí que formaban alguna de las siguientes combinaciones de parentesco:

Ø      Un matrimonio sin hijos

Ø      Un matrimonio con uno o más hijos

Ø      Un padre, o una madre con uno o más hijos

 

De acuerdo a esta definición de familia nuclear, en las tabulaciones del Censo de Población y Viviendas se reconstruyeron las familias nucleares residentes en los diferentes tipos de hogares. Este procedimiento aportó información acerca del número de familias nucleares que existían en el interior de los hogares, además de aquellas que conformaban la familia nuclear del jefe.

Jefe de hogar: Se entendió por jefe de hogar censal residente en vivienda particular, la persona residente en la vivienda que fue considerada y reconocida como tal por los demás miembros del hogar, es decir, aquella a la que todos le consultaban las decisiones a tomar o que mayor peso tenía en tales decisiones. Se tuvo en cuenta que el concepto de jefe de hogar no tenía necesariamente que estar asociado a la persona que mayores ingresos o recursos económicos aportaba, ni a la que aparecía como jefe de núcleo en la Libreta de Abastecimientos, ni la que legalmente aparecía como propietario de la vivienda.

En los hogares cuyos miembros no tenían relación de parentesco, el jefe de hogar fue la persona residente a la que el resto de los integrantes consideraban como tal o aquella de más edad.

No se aceptó que se enumerara como jefe de hogar a una persona que no residiera en la vivienda, aunque fuera el sostén económico de esta y estuviera emparentada, legalmente o no, con alguna persona de ese hogar censal. Además debió tener 15 años o más.

En el caso de las colectividades se definió como jefe de hogar al director o administrador, si residía en ella sin formar parte de un hogar censal particular. En caso de no residir en esta, se enumeró en el hogar particular a que pertenecía.

En cuanto a las personas que en el Día del Censo eran residentes permanentes en un local de trabajo, se le aplicó igual tratamiento que las personas residentes en viviendas particulares.

 

Relaciones de parentesco y relaciones de convivencia con el jefe de hogar:

Las relaciones de parentesco se establecieron entre personas unidas por cierto grado de consaguinidad o afinidad. A los fines del Censo, se consideraron como «parientes» con respecto al jefe de hogar, a todas aquellas personas integrantes del hogar censal, que estaban emparentadas con el jefe, hasta en un 4to. grado de consanguinidad (padres, hijos, abuelos, nietos, biznietos, hermanos, tíos, sobrinos y primos), y 2do. de afinidad (cónyuge, suegros, yernos, nueras, hijastros y cuñados).

 

Para establecer las relaciones de convivencia respecto al jefe de hogar, se consideraron a todas las personas integrantes del hogar censal no emparentadas con el jefe, es decir aquellas que no pudieron ser clasificadas como parientes, de acuerdo a la definición ya mencionada.

 

Tipo de hogar por composición de parentesco con el jefe de hogar

De acuerdo a su composición de parentesco con el jefe de hogar, los hogares censales se clasificaron en hogares unipersonales, nucleares, extendidos y compuestos.

Ø      Hogar unipersonal: Hogar censal integrado por una solo persona.

Ø      Hogar nuclear: Se refiere a los hogares censales donde existía alguna –y sólo una– de las siguientes combinaciones de parentesco:

·        Jefe y cónyuge sin hijos

·        Jefe y cónyuge con hijos

·        Jefe con hijos

EL concepto de hogar nuclear coincide con el de familia nuclear definido anteriormente.

 

Hogar extendido: Se refiere a los hogares censales en los cuales residían parientes no nucleares del jefe, pudiendo estar presente además su familia nuclear. Las combinaciones esperadas fueron las siguientes:

Ø      Jefe, cónyuge (sin hijos) y otros parientes.

Ø      Jefe, cónyuge, hijos y otros parientes.

Ø      Jefe, hijos y otros parientes.

Ø      Jefe y otros parientes.

 En un hogar extendido podían corresidir una o varias familias nucleares o ninguna.

 

Hogar compuesto: Se refiere a todas los hogares censales en los cuales residían No parientes del jefe. Las combinaciones que se podían encontrar fueron las siguientes:

 

Ø      Todas las combinaciones de hogares nucleares, más otras personas No parientes.

Ø      Todas las combinaciones de hogares extendidos, más otras personas No parientes.

Ø      Jefe y otros No parientes (emparentados o no entre sí).

 

 En un hogar compuesto podían corresidir una o varias familias nucleares.

Residentes: Para los fines censales se consideraron como residentes las personas que vivían en forma permanente en la vivienda, o sea, aquellas que dormían de forma habitual y guardaban en ellas sus pertenencias personales.

No obstante la definición anterior, no perdieron su condición de residencia:

Ø     Los que por razones de trabajo durmieran frecuentemente fuera de la vivienda donde residían permanentemente, incluyendo los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR), del Servicio Militar General (SMG) y del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT).

Ø     Los que por razones de estudio durmieran frecuentemente fuera de la vivienda o en el exterior del país.

Ø     Los miembros del Cuerpo Diplomático y similares que se encontraban en el exterior del país desempeñando sus cargos, u otros residentes en Cuba temporalmente en el exterior (gestiones oficiales, familiares, incluyendo los que tenían permiso de residencia en el exterior, artísticas, culturales, deportivas, enfermos, etc.).

Ø     Los que estaban realizando trabajos u otras funciones de cooperación internacional (médica, personal técnico, etc.).

Ø     Los marinos mercantes y pescadores residentes en el país que se encontraban en alta mar en el momento del Censo, así como los demás trabajadores cuyas funciones les precisan salir del país con cierta regularidad (personal de naves aéreas, etc.).

Ø     Los recluidos en centros médico-asistenciales (hospitales, clínicas, etc.) en los que la estancia de los pacientes no fuera de carácter permanente.

Ø     Los extranjeros residentes permanentes en el país.

Ø     Los ausentes de su vivienda por encontrarse bajo detención preventiva.

Ø     Los fallecidos después y los nacidos antes de las 12 de la noche anterior al Día del Censo.

 

De acuerdo a esta definición se excluyeron de la población residente permanente:

Ø      Los técnicos extranjeros que tenían contrato por tiempo definido y que a su terminación debían salir del país.

Ø      Los extranjeros que se encontraban temporalmente en el país por distintas causas (estudios, tratamiento médico, turismo, etc.) y que no residían habitualmente en Cuba.

Ø      Los miembros del Cuerpo Diplomático extranjero acreditado en Cuba y sus familiares.

Ø      El personal de naves aéreas, buques y otros de otros países que se encontraban transitoriamente en el país.

Sexo: Estuvo referido al conjunto de características físicas y constitutivas que diferencia a las personas, según el caso, en masculino o femenino. Se refiere al sexo biológico.

Fecha de nacimiento: Se refirió al día, mes y año en que nació la persona enumerada.

Edad: Fue el intervalo de tiempo transcurrido entre la fecha de nacimiento de la persona enumerada, hasta el Día del Censo, expresado en años cumplidos. Para los menores de un año se consideró la edad 0 años.

 

Color de la piel: A los fines censales se estratificó la población en tres grupos: blanco, negro y mulato o mestizo. Las características se refirieron al concepto que entiende comúnmente la población y no reflejan realmente razas. El enumerador tenía instrucciones de anotar sin hacer la pregunta a las personas presentes durante la entrevista, y preguntar en el caso de los ausentes, si tuviera motivos de dudas.

 

Estado civil o conyugal: Se consideró la situación de la persona enumerada en relación con las leyes y costumbres matrimoniales del país. La pregunta se le realizó a todas las personas de 12 años y más de edad. En los casos de contradicciones en la declaración entre el estado civil legal y la situación conyugal real, predominó esta última.

Ø     Casado(a): Persona que formaba parte de una pareja con un individuo del sexo opuesto, cuando esta unión había sido formalmente reconocida por la ley. Si una persona casada estaba separada de su cónyuge y convivía con otra en unión consensual, se consideraba esta última situación.

Ø     Unido(a) consensualmente: Persona que convivía en forma estable con otra persona del sexo opuesto sin que mediara un trámite legal que lo reconociera. Suele decirse que las personas en esta situación vivían acompañadas, arrimadas, en concubinato, aplazadas, etcétera.

Ø     Divorciado(a): Persona que había roto su vínculo legal preexistente con otro individuo del sexo opuesto, por medio de una sentencia firme de un tribunal competente o por disolución notarial, y no vivía en unión consensual.

Ø     Separado(a): Persona que habiendo formado parte de un matrimonio formalizado o de una unión estable, se encontraba separado, es decir, no convivía maritalmente con su cónyuge y no adquirió otro estado conyugal, o sea, no se había divorciado y no vivía en unión consensual con otra persona.

Ø      Viudo(a): Persona que luego de haber estado casada o unida consensualmente con otra del sexo opuesto, cesó en dicha condición por muerte de su cónyuge, sin haberse vuelto a casar o unir consensualmente.

Ø      Soltero(a): Persona que nunca se había unido legalmente con otra del sexo opuesto, ni vivía o lo había hecho en unión consensual estable.

Lugar de nacimiento: A los efectos censales se entendió por lugar de nacimiento el municipio y la provincia, o país en que nació la persona enumerada, independientemente de la nacionalidad legal en el momento del Censo.

En el caso del municipio y la provincia, se tomó la actual división político-administrativa. Para las personas nacidas en Cuba se refirió al lugar de residencia habitual de la madre en el momento del nacimiento del enumerado. En cuanto al país se trató de aquel en que ocurrió el nacimiento, en el caso de los nacidos fuera de Cuba.

Esta información permitió conocer las «migraciones permanentes o de toda la vida» ocurridas dentro del país (en caso que se declarara esta característica), o sea, el movimiento desde el lugar donde se encontraba viviendo la madre cuando nació el enumerado, hacia el lugar de residencia actual, así como elementos de la inmigración internacional.

Migración: Se conoce por migración el movimiento de uno o varios individuos en el cual se «traspasa una línea de migración», y que implica un cambio de residencia habitual. En el caso de las migraciones internas, se entendió por «traspasar una línea de migración» el ir a residir a otra provincia y/o municipio. Si el movimiento se realizó fuera de los límites de la provincia de residencia, la migración se consideró interprovincial, y si ocurrió fuera de los límites del municipio de residencia, pero dentro de la misma provincia, fue intermunicipal. Cuando el movimiento se produjo desde otro país, la migración se consideró externa o internacional.

La definición de migración tuvo como base los siguientes conceptos:

Ø    Residencia habitual: Se consideró como el lugar geográfico (municipio y provincia) donde la persona enumerada guardaba sus pertenencias y dormía habitualmente.

Ø      Última residencia anterior:

·      Municipio y provincia: Fue el municipio o provincia donde se encontraba ubicado el lugar de residencia anterior (último), de acuerdo a la división político-administrativa vigente.

·      País: En el caso que el lugar de residencia anterior estuviese en el extranjero, se consideró como lugar geográfico sólo el país de residencia.

·      Duración de la residencia: Fue el tiempo que la persona enumerada había vivido en el municipio actual de residencia, contado a partir del momento de su traslado desde el último lugar donde habitualmente residía antes de trasladarse a vivir en este municipio.

En el caso de los nacidos en otros países, se refirió al tiempo transcurrido desde su estancia en el último país de residencia hasta la fecha del Censo, si estos no efectuaron traslado de residencia interna después de su llegada a Cuba.

Padecimientos (discapacidades): Esta información, a los efectos censales, tuvo como objetivo determinar el número de deficiencias mentales, físico-motoras o sensoriales en la población, y su repercusión en la fuerza laboral, la matrícula escolar, las necesidades de rehabilitación, así como la planificación en diversas esferas de la economía y en las actividades de las asociaciones presentes en el país, que agrupan a estas poblaciones.

Se identificaron:

Ø     Deficientes permanentes del habla o mudos: Las personas que presentaban una limitación permanente del habla (excepto los tartamudos, por ser remediable) o carecían de ella (mudos). Comprendió, por ejemplo, a las personas con problemas en la laringe, cielo de la boca, etc., y los mudos por accidente, enfermedad o deformación congénita de las cuerdas vocales.

Ø     Débiles auditivos (hipoacúsicos): Las personas con una disminución de la sensibilidad auditiva, las cuales generalmente emplean aparatos o prótesis para ampliar la audición, y con ello logran un adecuado desenvolvimiento social.

Ø      Sordos: Las personas privadas totalmente del sentido del oído.

Ø      Ciegos: Personas privadas totalmente del sentido de la vista.

Ø     Ausencia de extremidades: Se consideró la deficiencia física correspondiente a la ausencia congénita (de nacimiento) o pérdida con posterioridad, total o parcial, de uno o los dos miembros superiores o inferiores de la persona.

Ø     Invalidez o parálisis de extremidades: Se consideró la deficiencia motora correspondiente a la parálisis o invalidez, total o parcial, congénita o adquirida, de uno o los dos miembros superiores o inferiores de la persona.

Ø     Enfermedad mental crónica: Se consideró el comportamiento anormal evidente de las personas con trastornos generalmente graves y de larga duración. Estas personas presentan por lo general dificultades de adaptación social y necesitan tratamiento y rehabilitación para ser ubicados en la esfera laboral o educacional.

Ø     Retraso mental: Con frecuencia llamado debilidad mental, se consideró la dificultad evidente de la persona para aprender y comportarse de forma similar al grupo de personas de su misma edad en el medio social en que se desenvuelve.

XII.3. Características Educacionales

Para personas de seis años y más

1. Grado de escolaridad aprobado:

Correspondió al grado o año de estudios más alto aprobado dentro del nivel de educación más avanzado, cursado en el Sistema Nacional de Educación o en el extranjero.

 

2. Nivel educacional más alto terminado:

El Sistema Nacional de Educación, para la población de 6 años y más y a los efectos del Censo de Población y Viviendas del 2002, constó de tres niveles educacionales generales:

Ø      Primaria

Ø      Media

·         Media básica

- Secundaria básica

- Obrero calificado

·         Media superior

- Preuniversitario

- Técnico medio

- Pedagogía Nivel Medio

 

Ø      Superior o Universitaria

 

Se consideró terminado un nivel de educación cuando se tenía aprobado el último grado o año de estudio de ese nivel.

·      Primaria: Se correspondió con el primer nivel de educación, donde se cursó del 1ro. al 6to. grado de la Educación General y del 1ro. aI 4to. semestre de la Educación Obrero- Campesina (EOC). Incluye el nivel primario de las escuelas de arte, iniciación deportiva y especial (para niños, jóvenes y adultos con deficiencias físicas y mentales).

·      Secundaria básica: Correspondió al segundo nivel de educación (media básica), para cuyo ingreso se requirió el haber aprobado la Educación Primaria. En este nivel se cursaba del 7mo. al 9no. grado de la Educación General y del 1ro. al 4to. semestre (curso vespertino-nocturno) y del 1ro. al 6to. semestre (curso por encuentros) de la Secundaria Obrero- Campesina (SOC). Incluye el nivel secundario de las escuelas de arte, de iniciación deportiva y especial (para jóvenes y adultos con deficiencias físicas y mentales).

·      Obrero calificado: Correspondió al segundo nivel de educación (media básica), se impartió en cursos diurnos o para trabajadores. Incluyó los cursos que impartían otros organismos no especializados en educación aprobados por el Ministerio de Educación. Se cursa en años.

Incluyó además las Escuelas de Oficios que en sus inicios se concibieron solamente para jóvenes con retraso escolar y en el 2002 formaban obreros calificados desde 9no. hasta 12mo. grado. Esta enseñanza se cursa por semestres.

·      Preuniversitario: Correspondió con el segundo nivel de educación (media superior) para cuyo ingreso se requirió haber aprobado la Educación Secundaria Básica. En él se cursaba del 10mo. al 12mo. grado de la Educación General y del 1ro. al 6to. semestre (curso vespertino-nocturno) o del 1ro. al 8vo. semestre (curso por encuentros) de la Facultad Obrero-Campesina (FOC).

·      Técnico medio: Correspondió al segundo nivel de educación (media superior), se impartió en cursos diurnos o para trabajadores. Incluyó los cursos que impartían otros organismos no especializados en educación avalados por el Ministerio de Educación. Se cursa en años.

·      Pedagogía Nivel Medio: Comprendió el segundo nivel de educación (media superior), era la encargada de preparar profesores para el ejercicio de la docencia, fundamentalmente en el nivel primario. Se incluyeron los maestros primarios, las educadoras de círculos infantiles, las auxiliares pedagógicas y profesores e instructores de educación física y deportes. Se cursaba en años y en el 2002 no se impartía este tipo de curso en este nivel.

·        Superior o universitarios: Correspondió al tercer nivel de educación para cuyo ingreso se requirió haber aprobado la Educación Media Superior. Forma especialistas de alta calificación, incluyendo el personal pedagógico. Incluye los cursos dirigidos o Enseñanza Libre, que aunque no se cursa en años corresponde a ese nivel.

3. Grado o año de estudio:

Es la etapa de la educación que se realiza generalmente durante un año escolar.

 4. Año escolar o lectivo:

Etapa de las actividades educativas enmarcadas de septiembre de un año natural a julio del siguiente año.

5. Curso escolar:

Etapa de educación que requiere un plan de estudio, generalmente enmarcado durante un año escolar. En los casos de Educación de Adultos los cursos tienen una duración de un semestre.

6. Título o diploma académico:

Se entendió por título el certificado o diploma que una persona había adquirido al terminar con éxito los estudios correspondientes al nivel educacional más alto cursado en el Sistema Nacional de Educación o en el extranjero.

7. Alfabeto:

Se consideró alfabeto a la persona que fuera capaz de leer y escribir, al menos un texto sencillo de hechos relativos a su vida cotidiana. Analfabeta era la persona que no cumplió esta condición.

8. Matriculado:

Era la persona que estaba inscrita oficialmente para recibir instrucción en un centro de estudio de cualquier nivel de educación del país o del extranjero.

 

XII.4 Características Económicas

Para personas de 15 años y más

1.Condición de actividad:

La condición de actividad o tipo de actividad, como suele llamarse, se consideró como la relación que existe entre cada persona y la actividad económica corriente. Se determinó mediante una clasificación general de la población que permitió establecer si la persona era o no económicamente activa. La determinación de la condición de actividad estuvo íntimamente relacionada con el límite de edad establecido y el período de referencia fijado para la investigación.

Para la recolección de los datos censales relacionados con las características económicas se estableció que:

Ø     El límite mínimo de edad a partir del cual se clasificó a la población según su actividad, fuera de 15 años.

Ø     El período tomado como referencia fue el de la semana anterior al Día del Censo, entendiéndose como tal el período de siete días (domingo a sábado) anterior al día que se inició la enumeración. En el caso del Censo de Población y Viviendas del 2002, comprendió la semana del 25 de agosto al 31 de agosto del año en cuestión.

La investigación de la situación laboral o condición de actividad permitió clasificar a la población, a partir de los 15 años, según las fuentes de los medios de subsistencia en dos grupos:

Ø      Población económicamente activa

Ø      Población no económicamente activa

2.      Población económicamente activa (PEA):

La población económicamente activa se definió como la integrada por las personas de 15 años y más, de ambos sexos, que suministraron la mano de obra disponible para la producción de bienes y servicios a la economía durante el período de referencia seleccionado para la investigación.

Esta categoría comprendió: trabajadores estatales, trabajadores asalariados privados, miembros de cooperativas de producción agropecuaria, pequeños agricultores, trabajadores por cuenta propia y ayudante familiar no remunerado, miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, del Ministerio del Interior y del Ejército Juvenil del Trabajo, los reclutas del Servicio Militar General, las personas que trabajaban en organismos políticos y de masas en cualquier nivel, las personas que buscaban trabajo porque lo habían perdido, los que buscaban trabajo por primera vez, los reclusos que trabajaban y los pensionados por edad que igualmente lo hacían.

 

3.      Población no económicamente activa (PNEA):

La población no económicamente activa o población inactiva fue la integrada por aquellas personas de 15 años y más, de ambos sexos, que en el período de referencia no tenían vínculo laboral alguno con la producción de bienes y servicios a la economía.

Esta categoría comprendió: pensionados por edad y otros pensionados, rentistas, personas que recibían ayuda económica, personas dedicadas a los quehaceres del hogar, estudiantes, incapacitados para el trabajo, personas en hospitales, asilos y reclusos que no trabajaban, personas en edad laboral que no trabajaban ni estudiaban, personas en otra situación.

4.      Desglose de la PEA y la PNEA:

A continuación se definen las diferentes situaciones en que se encontraba la población económicamente activa y la no económicamente activa en el período de referencia (la semana anterior al Día del Censo).

Ø      Trabajó: Comprendió a todas las personas que en la semana anterior al Día del Censo, como período de referencia, trabajaron como mínimo 8 horas en una ocupación del sector estatal, cooperativo, privado, por su cuenta u otros, tanto dentro del territorio nacional como en el extranjero (embajadas, consulados, oficinas comerciales y otras misiones: médicos, u otros profesionales, etc.).

Se consideró como que «trabajó»:

·        Los ayudantes familiares no remunerados.

·        Los miembros del SMG y el EJT.

·        Los egresados universitarios en la etapa de «servicio social».

·        Las personas que eran presuntamente inactivas (pensionados, quehaceres del hogar, etc.), y que durante la semana de referencia realizaron algún trabajo remunerado.

·        Las personas que laboraban en su domicilio por encargo de una entidad estatal.

·        Las personas que se encontraban capacitándose por el sistema de obreros directamente en la producción.

·        Los reclusos que trabajaban y recibían una remuneración por ello.

·        Los campesinos que arrendaron sus tierras al Estado y trabajaban para el sector estatal.

·        Se incluyeron en este grupo, las personas que se encontraban en cursos de calificación o recalificación porque su plaza había sido amortizada.

·        Las personas enviadas por algún organismo, empresa, o entidad a capacitarse, sin que dicha persona perdiera el vínculo laboral con la entidad que lo enviaba.

 

No se incluyeron como que trabajó (aunque laboraban y/o recibieran alguna subvención):

·        Los estudiantes insertados en organismos, empresas, etc. que no formaban parte del Registro de trabajadores del centro.

·        Los alumnos-maestros y alumnos-ayudantes de cualquier nivel.

·        Los estudiantes del último año de Ciencias Médicas, que realizaban prácticas en centros de salud.

·        Las personas que realizaban cualquier trabajo no remunerado (trabajo voluntario, etc.), excepto el ayudante familiar que no recibía remuneración.

·        Las personas que realizaron trabajo remunerado, pero por un tiempo menor de 8 horas en la semana de referencia.

Ø      Tenía trabajo pero no trabajó: Comprendió a todas las personas que en la semana anterior al Día del Censo como período de referencia, tenían asegurado un empleo, pero no trabajaron por alguna de las siguientes causas:

·        Vacaciones

·        Enfermedad temporal

·        Accidente de trabajo u otro tipo de accidente

·        Licencia sin sueldo

·        Licencia por maternidad

·        Licencia deportiva

·        Movilizado

·        Afectaciones por materias primas, combustibles, etc.

·        Misión internacionalista

·        Otra interrupción laboral temporal que le permitió incorporarse posteriormente al trabajo. Se incluyeron los que estaban tramitando la jubilación y no habían perdido su vínculo con el centro de trabajo.

Ø  Buscaba trabajo porque lo había perdido: Comprendió a las personas en edad laboral (hombres entre 17 y 59 años y mujeres entre 17 y 54 años) que en la semana de referencia realizaron gestiones directas en las Direcciones Municipales de Trabajo del Poder Popular, empresas o unidades presupuestadas, aquellas que mediante relaciones personales, trataban de obtener un trabajo remunerado o estaban esperando el resultado de dichas gestiones, siempre que la persona estuviera dispuesta a aceptar el trabajo que buscaba u otro similar si se le ofrecía. Sólo consideraba a las personas que habían sido anteriormente trabajadores estatales o privados y que perdieron su vínculo laboral por cualquier motivo.

Las personas de este grupo tuvieron que declarar que no trabajaron en la semana de referencia, pero que estaban realizando gestiones para obtener otro trabajo.

Se incluyeron en este grupo:

·  Los trabajadores por cuenta propia que buscaban trabajo por haber cesado dicha situación.

·  Los trabajadores disponibles que buscaban empleo.

·  Las personas desvinculadas laboralmente que no se habían incorporado a cursos de organismos.

·  Los que deseaban realizar las gestiones señaladas, pero no lo habían podido efectuar por enfermedad temporal u otra causa justificada.

·  Los casos de contratados que por violaciones de lo establecido en la legislación laboral del centro de trabajo, se encontraban esperando ser llamados nuevamente. Un ejemplo de ello podía ser el caso de contratados a tiempo determinado, en plazas no vacantes y cuya violación fue detectada mediante una auditoría al centro de trabajo.

 

 

Ø     Buscaba trabajo por primera vez: Comprendió a las personas en edad laboral (hombres entre 17 y 59 años y mujeres entre 17 y 54 años) que en la semana de referencia realizaron gestiones para obtener su primer empleo porque no habían trabajado antes, bien por su edad o por estar ubicado en la clasificación de «quehaceres del hogar», estudiantes o como personas inactivas en otras condiciones.

Aquí se incluyeron los miembros de la reserva laboral calificada que no habían tenido vínculo laboral anterior, y que en la semana de referencia no se habían incorporado a un trabajo útil o a cursos de capacitación.

Ø      Jubilado o pensionado: Comprendió a las personas que no realizaron trabajo remunerado alguno, o que lo efectuaron en un tiempo menor de 8 horas en la semana de referencia, y que percibieron ingresos procedentes de la Seguridad Social por:

·  Pensión por edad (jubilado).

·  Pensiones de invalidez, viudez, orfandad u otros casos de beneficios percibidos por familiares de trabajadores fallecidos.

Si en la semana de referencia una persona que recibió pensión de la Seguridad Social trabajó más de 8 horas, se consideró como que trabajó.

Ø      Rentista o recibía ayuda económica: Comprendió a las personas que no realizaron trabajo remunerado alguno o que lo realizaron en un tiempo menor de 8 horas en la semana de referencia, y que percibieron ingresos por:

·            Rentas o pensiones como antiguos propietarios de viviendas o de tierras en virtud de las disposiciones de la Ley de Reforma Urbana, Ley de Reforma Agraria u otros motivos. En el caso de los campesinos que no trabajaban la tierra para el Estado, se consideraban rentistas aunque trabajaran una parcela de autoconsumo; si trabajaba para el Estado, eran considerados como «trabajadores estatales» en lugar de rentistas.

·            Ayuda económica dada por organismos como: Ministerio del Interior, Dirección de Seguridad y Asistencia Social del Poder Popular y otras.

Estas rentas o ayudas económicas no provenían de la actividad laboral, aunque siempre debían ser dadas por organismos estatales, y nunca de una persona a otra, como en los casos de las pensiones alimenticias.

No se consideraron en este grupo los campesinos que arrendaron sus tierras al Estado y trabajaban para éste.

Ø     Quehaceres del hogar: Comprendió a las personas (tanto a las amas de casa como a los demás miembros del hogar) que se dedicaron, fundamentalmente, a las labores del hogar (preparación de las comidas, limpieza, atención a los niños, etc.) y no efectuaban trabajo remunerado alguno, ya fuera estatal, cooperativo, privado, por su cuenta u otros, al que dedicasen por lo menos 8 horas en la semana de referencia. Generalmente eran del sexo femenino, pero también podían incluirse personas del sexo masculino.

Ø      Estudiante: Comprendió a todas las personas que sin ejercer actividad económica remunerada alguna (o que la realizaran circunstancialmente durante el período de referencia), asistieron sistemáticamente a un establecimiento docente a fin de recibir instrucción en cualesquiera de los niveles educacionales comprendidos en el Sistema Nacional de Educación.

Se incluyeron como estudiantes (aunque laborasen y/o recibieran subvención):

·             Las personas de 15 años y más de edad, dedicadas fundamentalmente al estudio, que asistieran regularmente a cursos del Sistema Nacional de Educación (becados, externos, etc.).

·             Aquellos estudiantes que estaban ejerciendo como alumno-maestro y alumnos-ayudantes, aunque recibieran alguna subvención, puesto que generalmente estaba en relación con su práctica docente.

·             También se consideraron aquí los alumnos de la Escuela Superior Pedagógica que laboraban como profesores en las Escuelas Secundarias Básicas en el Campo (ESBEC) y los estudiantes de los últimos años de Ciencias Médicas.

·             Aquellos estudiantes insertados en organismos, empresas o unidades presupuestadas, independientemente de que percibieran algún estipendio por dicha labor, toda vez que ella estaba en relación con la práctica o laboratorio de su futura profesión.

·             Los estudiantes que se encontraban en el extranjero a título de becarios.

·             Aquellos estudiantes con problemas de aprendizaje o conducta que se encontraban estudiando en las denominadas escuelas talleres o de oficios.

No se incluyeron:

·             Las personas que estudiaban como actividad secundaria y por su actividad principal estaban comprendidos en algunas de las situaciones anteriores, incluyendo estar ocupado, ser jubilado o pensionado, quehaceres del hogar, etcétera.

·             Las personas que habían sido enviadas por algún organismo o empresa a capacitarse, sin que dicha persona perdiera el vínculo laboral con el organismo o la empresa que lo enviaba.

·             Las personas que se encontraban capacitándose, según el sistema de aprendizaje de obreros, directamente en la producción.

Ø      Incapacitado para el trabajo: Comprendió a las personas cuyo estado físico o mental les impedía permanentemente el desarrollo de cualquier actividad laboral como consecuencia de una enfermedad o lesión congénita o hereditaria.

En esta situación podían encontrarse tanto las personas que estuvieron incorporadas al trabajo hasta que tuvo lugar su enfermedad o lesión –y que no estaban protegidas por las leyes de Seguridad Social antes del triunfo de la Revolución– como aquellas cuyas limitaciones databan desde su nacimiento, infancia o juventud.

Generalmente este grupo comprendió: personas ciegas, enajenadas mentales, enfermos en situación grave, enfermos de tuberculosis en estado avanzado, con Síndrome de Down, con invalidez motora total, enfermos con problemas reumáticos avanzados, con cuadros neurológicos y con otros problemas de salud, que los incapacitaban permanentemente para el trabajo.

No se incluyeron:

·            Las personas enfermas temporalmente.

·            Los incapacitados que recibían jubilación, pensión, renta, ayuda económica, etc., estos casos se incluyeron en las categorías correspondientes.

 

Ø      No realiza ninguna actividad: Incluyó las personas que no trabajaban ni estudiaban y declararon no realizar ninguna actividad.

 

Ø     En hospital, asilo o recluso que no trabaja: Comprendió las personas que residían permanentemente en hospitales, asilos u otras instituciones o establecimientos similares, así como los reclusos que no trabajaban, es decir, los que no realizaban ningún tipo de labor productiva o de servicios.

Esta categoría se utilizó sólo en las colectividades de carácter permanente: hospitales, asilos, reclusorios, etc.

Las personas que residían permanentemente en esos lugares y que percibieron ingresos por pensión, renta, etc., no se incluyeron en este grupo, sino en el que correspondió según el caso.

Ø      Otra situación: Comprendió a las personas que no declararon o no indicaron una ocupación como medio de vida, ni una situación que permitiera incluirlos en las categorías anteriores; aquí las clasificaciones fueron: capacitándose, fuera de la edad laboral que no trabajaba ni estudiaba y otros.

·      Capacitándose: Comprendió a todas aquellas personas que se encontraban capacitándose en un curso de algún organismo o empresa, recibían por ello un estipendio y no tenían vínculo laboral con ese ni con ningún otro centro. No debe confundirse esta situación con aquella en que un organismo, empresa o entidad ha enviado a capacitarse a una persona sin que pierda el vínculo laboral con dicha entidad, en cuyo caso clasificó como Ocupado.

·      Fuera de la edad laboral que no trabaja ni estudia: Incluyó a las personas que se encontraban fuera de la edad laboral (hombres con menos de 17 años y más de 59 y mujeres con menos de 17 años y más de 54) que no trabajaban ni estudiaban y no se encontraron en alguna de las situaciones anteriores.

·      Otros: Incluyó las personas dentro de la edad laboral (hombres 17 a 59 y mujeres 17 a 54 años) que no declararon algún tipo de trabajo como medio de vida, ni una situación que permita incluirlos en las categorías anteriores.

 

5.      Ocupación principal:

Se entendió por ocupación principal el tipo de trabajo que realizaba la persona que estaba trabajando o que tenía trabajo, pero no trabajó durante la semana de referencia, cualquiera que fuera la rama de actividad económica en que ejerció dicha ocupación o la forma de tenencia del empleo (trabajador estatal o privado, trabajador por cuenta propia, etc.).

En el caso de trabajadores que tenían más de una ocupación, se consideró solamente aquella a la que le dedicó más tiempo.

6.      Ocupación secundaria

Para que esta existiera, el trabajador debió desempeñarse simultáneamente en más de un empleo. Ejemplo: profesional con ocupación principal en una fábrica como ingeniero y que además, impartía la docencia. Se debió tener presente que a la ocupación secundaria se le dedicaba menos tiempo que a la principal.

7.      Sector de actividad económica:

El sector-rama de actividad económica se determinó por la actividad fundamental de la empresa o entidad a la cual pertenecía el centro de trabajo donde la persona trabajó, o tenía trabajo pero no trabajó durante el período de referencia.

En general esta expresión se refería a la clase de tarea, el tipo de artículo producido o a la clase de servicio prestado por la empresa o entidad dada.

XII.5. Características de las Viviendas

1.      Unidades de alojamiento:

Se entendió por unidad de alojamiento (UA) todo local o recinto estructuralmente separado e independiente, que hubiera sido construido o adaptado, en todo o en parte, para fines de alojamiento de personas, permanente o temporal, así como cualquier otra clase de unidad de alojamiento fijo o móvil, ocupado como lugar de residencia en el momento censal.

Se entendió por separado, que tuviera límites propios por poseer paredes, techos, etc. Se entendió por independiente, que tuviera entrada o acceso directo desde la calle, o pasillo, escalera, patio, etc., es decir, que para entrar o salir de ella no fuera necesario pasar por el interior de otra vivienda.

Teniendo en cuenta los asentamientos humanos, las unidades de alojamiento se dividieron en:

Ø      Unidades de alojamiento urbano: A los fines censales fue considerada como la ubicada dentro de los límites de un asentamiento humano concentrado urbano, según la definición.

Ø      Unidades de alojamiento rural: Se consideraba como la que se encontraba ubicada dentro del perímetro de los asentamientos humanos concentrados rurales, según la definición. Incluyó también las viviendas consideradas como dispersas, es decir, las viviendas que no pertenecían a ningún asentamiento humano concentrado rural, por no cumplir las condiciones para ello.

A los efectos del Censo se consideraron tres tipos de unidades de alojamiento:

Ø      Vivienda particular: Se entendió por vivienda particular la ocupada por uno o más hogares censales de acuerdo con la definición dada para hogar censal, así como la que estaba en situación de ocuparse, aunque se encontrara desocupada. La vivienda particular estaba constituida por:

·        Una pieza o conjunto de piezas destinadas al alojamiento de una o más personas, cualquiera que fuese la denominación atribuida: casa, apartamento, habitación en cuartería o casa de vecindad, bohío, etcétera.

·        Cualquier construcción destinada al alojamiento de una o más personas edificada con materiales de desecho (cartones, planchas metálicas, fibrocemento, etc.).

·        Cualquier tipo de alojamiento de personas construido para ser transportado o que constituía una unidad móvil o vehículo estacionado en forma permanente no utilizado ya como medio de transporte; también los refugios naturales (grutas, cuevas) y carpas de lona utilizados para este fin en el momento censal.

Una de las características que determinó la condición de vivienda particular fue que la pieza o conjunto de piezas dispusiera de una entrada independiente, o sea, que para ingresar en ella no se tuviera que atravesar otras piezas que pertenecieran a otra vivienda o local de trabajo.

No fue necesario que la vivienda tuviera entrada independiente desde la calle, podía ser por un patio, corredor, pasillo o escalera, aun cuando estas fueran comunes para varias viviendas.

Ø      Local de trabajo: Se definió como un recinto utilizado como alojamiento en un centro de trabajo que no constituía una unidad de vivienda separada. Generalmente no tenía entrada independiente y sólo se consideró cuando en forma habitual este recinto se utilizaba para dormir por antiguos o actuales trabajadores del centro de trabajo, serenos, etc., que no tenían otro lugar de residencia. Ejemplo: zaguanes, garajes, almacenes u otras partes del local.

Ø      Vivienda colectiva o colectividad: Se entendió por vivienda colectiva, la utilizada usualmente como lugar de alojamiento especial, temporal o permanente, por un grupo de personas sin relación de parentesco que, en general hacían una vida en común por razón de simple convivencia, salud, trabajo, educación, disciplina militar, religión u otra causa, cumpliendo ciertas normas de convivencia comunes. Las viviendas colectivas comprendieron:

·        Hogares de ancianos, inválidos y pensionistas, instituciones para enfermos crónicos, hogares de menores a cargo del Estado, reclusorios, conventos, campamentos militares y locales similares para residir un tiempo prolongado.

·        Se incluyeron en esta categoría los llamados albergues de tránsito, donde residían personas por tiempo indefinido, sin disponer de otro lugar de alojamiento habitual.

Las viviendas colectivas de residencia temporal fueron: hoteles, casas de huéspedes, casas de descanso, centros turísticos, hospitales y locales similares para residir temporalmente.

Si en los lugares citados existían piezas o conjunto de piezas ocupadas en forma permanente por huéspedes o empleados; con o sin familiares, o las personas que la ocupaban poseían su propio mobiliario y otros enseres domésticos y no usaban recintos comunes con los otros allí alojados (salvo el suministro de agua y los servicios sanitarios o higiénicos), ni compartían los servicios de limpieza, se consideraron a los fines de la enumeración como «vivienda particular con residentes permanentes».

2.      Ubicación (localización geográfica):

Fue la información que describió el lugar donde se encontraba la unidad de alojamiento. Estuvo determinada por: provincia, municipio, asentamiento humano (urbano o rural), zona de montaña, circunscripción, Consejo Popular, distrito y segmento censal, manzana, calle, número y entrecalles, o finca, carretera, camino, etc., según se tratara de una dirección urbana o rural.

3.      Situación de la vivienda particular:

Una vivienda podía encontrarse en alguna de las situaciones descritas a continuación:

Ø      Ocupada por residentes permanentes: aquella en la cual a las 12 de la noche anterior al Día del Censo, vivían personas que residían habitualmente en ella y eran residentes permanentes en el país, es decir, no tenían otra vivienda donde dormir ni guardar sus pertenencias personales de manera regular.

Ø      Ocupada por residentes temporales: aquella en la cual a las 12 de la noche anterior al Día del Censo, vivían personas que residían temporalmente en el país. Ejemplo: técnicos y estudiantes extranjeros, personal diplomático y sus familiares, etcétera.

Ø      Ocupada por temporadas: aquellas viviendas que fueron utilizadas solamente con fines de residencia estacional por su propietario o inquilino, como por ejemplo, casa en la playa o en el campo. En este caso se consideraron aquellas viviendas que permanecían cerradas porque su propietario o inquilino no residía en ella de manera permanente.

Ø      Cerrada por ausencia de sus ocupantes: fueron aquellas que no pudieron ser enumeradas por hallarse ausentes todos los residentes de la vivienda. En este caso, los ocupantes vivían en ella permanentemente.

Ø      Desocupada: fue aquella que estando en situación de ocuparse, no se encontraba ocupada. Incluyó las viviendas selladas por los organismos autorizados para ello, por fallecimiento, salida definitiva del país, pendiente de entrega, etcétera.

4.      Tipo de vivienda particular:

Ø    Casa: se consideró la edificación separada o unida a otra, que constituyó una sola vivienda conformada por una o varias plantas, pero que se comunicaban interiormente. Se consideró el conjunto de dos o tres viviendas unidas en sentido vertical, donde cada planta es una vivienda independiente, o sea, tiene entrada directa de la calle.

Ø    Apartamento: se consideró la vivienda que ocupaba parte de un edificio y tenía servicio sanitario y baño de uso exclusivo. Podían ocupar una planta o parte de ella.

Se consideró además en esta categoría, las habitaciones dentro del solar o cuartería que fueron modificadas en su estructura interna y tenían baño, servicio sanitario y cocina de uso exclusivo de la vivienda, además tenían una entrada común desde la calle.

 

Ø    Habitación en cuartería o casa de vecindad: se consideró el alojamiento o recinto con características tales como: servicio sanitario y baño común, agua fuera de la pieza o de algunas de ellas en su interior, pero nunca con las tres características mencionadas.

Comprendió generalmente las habitaciones en las edificaciones usualmente llamadas solares, cuarterías, ciudadelas, etc.; incluyó además las habitaciones aisladas que no reunían los requisitos de apartamentos, ni de improvisadas.

Ø     Bohío: comprendió las viviendas construidas con paredes exteriores de yagua o tabla de palma y techo de guano, donde estos materiales tenían que ser predominantes.

Ø     Improvisada (materiales no adecuados, de desecho): Comprendió aquellas viviendas que habían sido construidas con materiales no adecuados o de desechos como: cartones, planchas metálicas, fibrocemento, etcétera.

Ø    Otra: se consideró las que no estaban comprendidas en las clasificaciones anteriores; se incluyeron también las viviendas móviles (barcos, botes, vagón de ferrocarril, trailer, contenedores, etc.), carpas de lona, cuevas y otros refugios naturales.

5.       Período de construcción:

Se refirió a la época en que se construyó la edificación, según estos períodos:

Ø        Antes de 1920

Ø        De 1920 a 1933

Ø        De 1934 a 1945

Ø        De 1946 a 1958

Ø        De 1959 a 1970

Ø        De 1971 a 1981

Ø        De 1982 a 1989

Ø        De 1990 a la fecha del Censo

6.       Materiales de construcción:

Se refirió a los materiales con que estaban construidas las paredes externas, el piso y el techo de la vivienda. Si algún elemento de la construcción (techo, piso, paredes) estuviera construido con más de un material, se escogió el que predominaba.

Estos materiales eran:

Ø     Techos y entrepiso: hormigón armado (fundido in situ o prefabricado), vigas y losas, madera dura con cubiertas de tejas, madera con cubiertas de planchas de fibrocemento, metálicas, papel asfáltico, guano u otros materiales de desechos o poco durables.

Ø     Pisos: losas, granito, mármol, cemento, madera, tierra, otros.

Ø     Paredes: estructura de hormigón armado (fundido in situ o prefabricado), muros de carga de ladrillos, bloques, mampostería o piedra, madera bien elaborada y protegida, tabla, yagua, adobe, planchas metálicas o fibrocemento, materiales de desecho en general.

7.       Afectaciones en la estructura de la vivienda:

 

Ø     Humedad: se consideró la consecuencia de las filtraciones de agua en los elementos constructivos, se manifestaba por medio de manchas, goteo, etc. en las cubiertas de hormigón armado y otros.

En las columnas, muros y entrepisos se produce por consecuencia de las filtraciones de agua de las instalaciones hidrosanitarias.

En los muros se produce también por capilaridad cuando hay humedad en el terreno.

Ø     Abofados o desconchados: se consideró el aumento de volumen de los elementos constructivos en las partes afectadas. Cuando el abofado era expulsado se producía el desconchado.

Ø      Grietas y rajaduras: se identificó por la separación en las partes afectadas de los elementos constructivos, podían ser verticales, horizontales y diagonales.

 

Ø     Aceros expuestos: se identificó como el acero que queda expuesto en los elementos de hormigón armado por la pérdida del recubrimiento. Esta afectación es consecuencia del aumento del volumen y corrosión a causa de la humedad.

En columnas y vigas se produce debido a la corrosión del acero, por falla de la cimentación o por diferencia de la dilatación de los elementos.

 

Ø     Apuntalamiento: para los fines censales se entendió por apuntalamiento a la estructura provisional (de madera o metal) que se construyó para dar estabilidad a los elementos estructurales (columnas, paredes, vigas, cubiertas, entrepisos) hasta que se hiciera la reparación o sustitución necesaria. El apuntalamiento podía ser vertical, horizontal o mixto.

Se consideró tanto el apuntalamiento interior como exterior (portales, balcones, terrazas, aleros, etc.).

8.       Piezas de la vivienda:

Se consideró como pieza aquellos espacios separados por paredes desde el piso hasta el techo, o por lo menos con una altura hasta 2 m a partir del suelo y que tuviera una superficie no menor de 4 m2.

Se contemplaron las denominadas en nuestro país como sala, comedor, recibidor, habitaciones, cuartos o dormitorios, estudios o bibliotecas, portales cerrados totalmente, etc. que cumplieran la condición de pieza, y la cocina si por su tamaño admitía situar una mesa y asientos para comer en ella.

Se excluyeron los pasillos interiores, closet, galerías abiertas, baños y servicios sanitarios, portales abiertos, patios, balcones, terrazas, etcétera.

9.       Piezas dormitorios (cuartos):

Se consideraron las piezas que se diseñaron con el fin de ser utilizadas como dormitorios o que en la práctica se usaban únicamente como tales; se incluyeron aquellas que siendo dormitorios en el momento del Censo realizaban otras funciones por disponer de más cuartos de los necesarios para esa función.

10.   Piezas utilizadas para dormir:

Se consideraron las piezas utilizadas para dormir en la fecha del Censo, incluso las que no eran dormitorios pero se utilizaban habitualmente para ese fin, como son: sala, comedor, etcétera.

 11.  Local para cocinar y su uso:

Se consideró como tal todo espacio especial separado de otros cuartos o piezas de la vivienda, cualquiera que fuera su tamaño, destinado para preparar comidas, almacenar los productos alimenticios, fregar y guardar la vajilla. Asimismo, si era de uso exclusivo de la vivienda o común a varias viviendas.

12.   Combustible o energía más utilizada para cocinar:

Se refirió al tipo de combustible o energía principal que se utilizaba regular o habitualmente para cocinar.

Ø      Electricidad: Energía suministrada por plantas eléctricas.

Ø      Gas manufacturado (por tubería): Se refirió al gas que llega por la red de distribución por tubería. Se conoce comúnmente por gas de la calle.

Ø      Gas licuado (de balón): Se refirió al gas que se recibía en balones para uso individual o colectivo.

Ø      Luz brillante: Se refirió al producto derivado del petróleo conocido por este nombre u otro (kerosene, brillantina, aceite de carbón, etc.)

Ø      Petróleo: se refirió al combustible diesel utilizado regularmente para algunos tipos de transportación.

Ø      Alcohol: Líquido obtenido de la destilación del jugo de caña utilizado como combustible o un subproducto de la refinación del petróleo.

Ø      Leña, carbón de leña u otro: Incluyó el producto obtenido por la combustión incompleta de la madera (carbón), así como los residuos de madera natural y ramas, gajos, etc. de árboles maderables conocidos como leña y cualquier otro producto utilizado como combustible.

13.   Instalación de agua por tubería

Se refirió al hecho de que la vivienda dispusiera de la instalación para recibir agua por tubería, independientemente de si la recibía o no por esa vía. Podía ubicarse dentro de la vivienda o fuera de ella.

14.   Abastecimiento de agua:

Se refirió a la forma en que era conducida el agua para uso doméstico en la vivienda, o sea, si el agua de que se abastecía la vivienda llegaba por tubería o por otro medio.

15.   Fuente de suministro de agua:

Según el origen del agua de que disponía la vivienda se clasificó de la forma siguiente: acueducto, pozo o aljibe, río o manantial u otra fuente.

16.   Frecuencia del suministro de agua:

Se refirió a la frecuencia con que se recibía el servicio de agua en la vivienda, podía ser: diariamente, en días alternos, semanal u otra. Estuvo referida solo a las viviendas que declararon que el agua era suministrada de acueducto por tubería.

17.   Sistema de desagüe:

Se refirió al sistema de evacuación de aguas negras o albañales, que podían ser: alcantarillado, fosa o tanque séptico u otros.

18.   Baño o ducha con instalación de agua corriente y desagüe:

Se consideró como tal al local que se destinaba para el aseo corporal y además tuviera como condición necesaria, instalación de agua corriente (aunque no se recibiera agua por ella) y desagüe. Este local podía tener o no, adicionalmente, servicio sanitario.

19.   Uso del baño o ducha:

Se refirió a si el baño o ducha era utilizado exclusivamente por los residentes de la vivienda, o si lo compartían con los residentes de otra vivienda.

20.   Ubicación del baño o ducha:

Se refirió a si el baño o ducha se encontraba dentro o fuera de la vivienda.

21.   Servicio sanitario:

Se consideró toda instalación que sirviera para eliminar residuos del organismo humano y podían ser de tipo:

Ø      Inodoro de agua: Instalación sanitaria con agua conducida por tubería y desagüe a la red de cloacas o alcantarillado o a una fosa maura o de otro tipo.

Ø      Letrina sanitaria: Fosa de dimensiones y profundidad adecuadas, con brocal (boca o borde) sobre el terreno, de unos 15 cm, revestida o no interiormente, con taza y tapa dentro de una caseta de total privacidad y situada a no menos de 5 m de la vivienda, y de 15 m del pozo de aprovisionamiento de agua.

Ø      Excusado o pozo negro: Fosa que no respondiera a las condiciones de la letrina, aunque estuviera encerrada en una caseta.

22.   Uso del servicio sanitario:

Se refirió a si este era utilizado exclusivamente por los residentes de la vivienda o si lo compartían con residentes de otra vivienda.

23.   Ubicación del servicio sanitario:

Se refirió a si el servicio sanitario se encontraba dentro o fuera de la vivienda.

24.   Fuente de energía para el alumbrado de la vivienda:

El tipo de alumbrado en la vivienda podía ser: eléctrico (generado por la Unión Eléctrica), planta industrial o planta propia, local o familiar, luz brillante u otro derivado del petróleo, minihidroeléctrica, paneles solares, biogás u otra clase, que incluyó los no señalados anteriormente como carburo, velas, aceite vegetal, grasa animal, etcétera.

25.    Tenencia de equipos:

Se refirió a la tenencia de equipos que específicamente se solicitaban a los efectos censales, en los cuales se incluyeron: radio, radio-grabadora con o sin CD, televisor en color, televisor en blanco y negro, plancha eléctrica, videocasetera, refrigerador, lavadora, máquina de coser manual y eléctrica, ventilador, cocina eléctrica, olla arrocera, licuadora o batidora, aire acondicionado, computadora, automóvil, camión o tractor (se incluyó jeep), motocicleta o ciclomotor, teléfono particular y calentador de agua (fijo).

 


 

[3] Tomado de materiales de la Asamblea Nacional del Poder Popular

[4] Ibid.