CRISIS DE OCTUBRE:

Con posterioridad a la derrota a la invasión mercenaria por Playa Girón de abril de 1961, Estados Unidos aceleró los planes para invadir la isla con sus fuerzas armadas e incrementó las agresiones de todo tipo, incluyendo las acciones terroristas y los intentos de asesinato de los dirigentes de la Revolución. El 3 de enero de 1962 el Gobierno Revolucionario cubano protestó enérgicamente ante las autoridades norteamericanas por las 119 violaciones del espacio aéreo nacional por naves aéreas piratas, 76 de ellas procedentes de la Base Naval de Guantánamo.

Ante esa situación, Cuba comenzó a reforzar su defensa aceleradamente, en lo que contó con la decidida colaboración de la URSS. En el verano de 1962, en medio de esas difíciles circunstancias, el gobierno de este último país propuso la instalación en la isla de armamento nuclear, con el argumento de fortalecer el potencial defensivo y disuadir la inminente agresión militar norteamericana.

Para la dirección cubana estaba claro que la presencia de dichas armas afectaría las relaciones con América Latina, pero comprendía igualmente lo que ello significaba en la correlación de fuerzas entre el campo socialista y occidente. Por tal razón, y en gesto de reciprocidad con el país que le había suministrado las armas para su defensa, aceptó correr los riesgos y pagar el costo político que sabía implicaba esa decisión.

Mediante a denominada "Operación Anadir", la Unión Soviética trasladó e instaló en Cuba cohetes de alcance intermedio con ojivas nucleares, así como algunas unidades terrestres, de aviación y defensa antiaérea encargadas de brindarles cobertura.

El 22 de octubre de 1962 el gobierno de Estados Unidos decretó el bloqueo naval y económico contra Cuba. La Administración norteamericana declaró que emplearía la fuerza para detener los barcos que transportaban armas para la defensa del pueblo cubano. Se inició la llamada "Crisis del Caribe" o "Crisis de los Cohetes", conocida por los cubanos como la "Crisis de Octubre", que durante varios días puso en peligro la paz mundial.

El gobierno norteamericano conminó a la URSS a retirar los cohetes y armamentos estratégicos situados en territorio cubano. La respuesta de Cuba fue dar la orden de combate para garantizar la defensa de la patria amenazada. Durante los días que duró la crisis el pueblo se mantuvo firme en sus puestos de lucha, decidido a defender con honor las conquistas alcanzadas.

La decisión unilateral de la dirección soviética de retirar esos medios de combate de la isla, recibió también una digna repuesta del pueblo de Cuba y sus dirigentes, que no aceptaron el intento de Estados Unidos de inspeccionar el territorio cubano.

 

Fundamentos de la defensa nacional | Doctrina Militar | Fuerzas Armadas Revolucionarias | Defensa Civil | Industria MilitarPreparación para la defensa | Interrogantes a la Defensa en Cuba

Ir a página principalPrincipal